Industria militar

España defiende su liderazgo en el negocio militar de EADS

La División de Transporte Militar de EADS, que preside Francisco Fernández, anunció ayer que en el último mes se han firmado diversos contratos que suponen más de 3.000 millones de ingresos para esta sociedad de la segunda industria aeronáutica mundial.

Con esta comparecencia Fernández reafirma el liderazgo español en las actividades de transporte militar de la empresa europea, que en ocasiones se ha visto cuestionado por el espíritu nacionalista de algunos de los Ejércitos del Viejo Continente que son los principales clientes de esta división de EADS

Fernández indicó, en este sentido, que la firma de estos contratos supone un respaldo para la importancia que tiene en el mundo la industria aeronáutica europea, en general, y española en particular, porque 'todo esto es un sinónimo de la confianza que nos hemos ganado en el mundo de la aviación'.

El contrato de más importante es el suscrito la semana pasada con el Gobierno de Sudáfrica, que garantiza su participación en el desarrollo del proyecto del transporte militar más grande del mundo, el A400M, del que ese país adquiriría un mínimo de ocho y un máximo de 14 aparatos. Supondrá 800 millones, 'en el caso de que únicamente sean ocho los aviones que está dispuesto a adquirir el Gobierno sudafricano'.

Otro contrato firmado hace tres días es el que garantiza la construcción y entrega al Gobierno de Australia de cinco aviones nodriza para repostaje en vuelo del modelo A330-MRTT, por 1.200 millones.

Fernández informó de otra operación firmada con el Gobierno español del desarrollo de la segunda fase del proyecto Eurofighter, avión de combate europeo, que supone unos ingresos para EADS-CASA de unos 1000 millones.

A estos acuerdos se suma el suscrito con Sasamar, la entidad vinculada al ministerio de Ministerio de Fomento, para la construcción de tres aviones de patrulla marítima. El importe de este pedido asciende a 82,5 millones.