Deuda

Standard & Poor's da la máxima calificación a la deuda española

Standard & Poor's ha otorgado la máxima calificación (AAA) a la deuda pública española, debido a la 'solidez' de la economía y dada la apuesta del Gobierno por la estabilidad presupuestaria. Se une a la nota ya obtenida de Moody's y Fitch.

La buena situación de las finanzas públicas españolas acaba de cosechar un nuevo reconocimiento. La agencia Standard and Poor's (S&P) elevó ayer la calificación de la deuda del Reino de España, de AA+ a AAA (triple A), con perspectiva estable. Se trata de la máxima nota que concede la agencia, y que se une, además, a las máximas calificaciones para España ya otorgadas por Moody's y Fitch, las otras dos grandes agencias internacionales de rating.

'Hemos valorado la fortaleza de la economía española y su consolidación fiscal en los últimos años. Ha sido importante también la apuesta del nuevo Gobierno español, salido de las urnas en marzo, por mantener la senda del equilibrio presupuestario a medio plazo', indicó ayer a Cinco Días Beatriz Merino, portavoz de S&P en Londres y responsable del informe sobre España. La agencia ya redactó un informe positivo en julio de 2003, que ahora se ha visto ratificado con el cambio de calificación.

La triple A para la deuda de España es extensible también a los entes públicos anexos al Estado central. De esta forma, y en línea con la calificación global, la agencia ha elevado de AA+ a AAA el rating crediticio a largo plazo del Instituto de Crédito Oficial (ICO), RTVE, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), con perspectivas estables en los cuatro casos. Eso sí, a corto plazo la calificación de ICO, SEPI y Cores se mantiene en sólo 'A-1'.

Riesgo en la vivienda

Aunque el informe es positivo para España en términos generales, S&P recalca los dos 'riesgos mayores' que, en su opinión, cuenta la economía española. Estos son una subida de tipos de interés, que enfríe la recuperación económica y eleve el sobreendeudamiento de las familias, y un descenso brusco en los precios de la vivienda. Respecto a este último, la agencia apuesta por la prudencia. 'Esperamos que la desaceleración de precios en la vivienda sea suave en los próximos meses, pero hay un cierto riesgo de que esto no ocurra, debido a que parte de la subida producida en los últimos años no se ha debido a motivos racionales sino de otro índole', recalcó Merino. Entre las países de la UE que ya cuentan con la triple A de S&P figuran Alemania, Francia, Reino Unido y los países nórdicos. Fuera de Europa, EE UU y Australia.

La agencia prevé que la ratio caiga al 49% del PIB

La agencia prevé que la ratio de deuda pública española se reduzca hasta el 49,6% del PIB a finales de este año, frente al 63% de 1999. Respecto al déficit, pronostica un ligero desfase negativo, del 0,7% del PIB, para el conjunto de las administraciones públicas, debido a 'gastos puntuales'. Estas cifras de déficit y deuda son similares a la media de los países con calificación AAA, que se sitúan en 0,6% y 46%, respectivamente.

La 'prima de riesgo' de la deuda pública española frente a la alemana se encuentra en estos momentos en sólo 3 puntos básicos. En 1995, estaba en 500 puntos. La emisión neta de obligaciones (deuda a largo) se ha ido reduciendo en los últimos años (ver tabla).