Inmigración

Los emigrantes podrán apuntarse al paro desde el extranjero

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, anunció ayer que el Gobierno se plantea la posibilidad de que los españoles residentes en el extranjero que deseen optar a un puesto de trabajo en España puedan inscriban en el Servicio Público de Empleo como demandantes de empleo.

Es una de las medidas propuestas por el Gobierno al Consejo General de la Emigración -órgano de representación de los españoles en el exterior- para facilitar el regreso de los emigrantes que lo deseen y reconocer sus en el extranjero. El documento de debate, facilitado por Trabajo, indica también que se realizarán las reformas necesarias para simplificar los trámites de reconocimiento y homologación de títulos académicos y profesionales y permisos de conducción.

Al mismo tiempo, se establecerá un sistema informático para que las Consejerías Laborales de los Consulados tengan a su disposición las ofertas de empleo publicadas en España por el Servicio Público de Empleo Estatal, así como las publicada a través de los Servicios Europeos de Empleo (Eures).