CincoSentidos

El reclamo del musical pone de moda Madrid

Si los musicales de Broadway y Londres se alimentan en gran medida de los turistas, Madrid también ha aprendido la lección. Las grandes producciones de este género funcionan como un valor añadido para un turismo cada vez más goloso y abundante: el cultural. Y, además, las productoras saben que los montajes no durarían tanto tiempo en cartel si no fuera por los visitantes que vienen de fuera de la capital.

Por eso no es casualidad que la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), que agrupa el 98% de los establecimientos de cinco, cuatro y tres estrellas de la ciudad, haya decidido otorgar su galardón Hotelero de Honor de Madrid a la mayor productora de musicales de España, CIE Stage Holding.

El premio se ha creado para premiar a las entidades que han contribuido a la promoción turística de la capital. El Real Madrid o la candidatura olímpica de Madrid 2012 han sido galardonados en años anteriores.

'Hemos comprobado que el fenómeno de los musicales ha contribuido a dinamizar las visitas a Madrid', opina Jesús Gatell, presidente de la AEHN, que considera este género, y por extensión toda la oferta teatral, una pata muy importante del turismo cultural. 'El musical en español es un valor añadido más a la promoción de la ciudad', comenta a la vez que recalca que el visitante que viene a ver estos espectáculos consume otros servicios de la ciudad, lo que 'beneficia a la comunidad'.

Si bien, CIE no fue la productora pionera del género musical (Luis Ramírez con El hombre de la Mancha abrió la veda en 1997), sí ha sido la que cuenta con mayores inversiones, mayor cantidad de espectáculos (ahora mismo Cabaret, Cats y Mamma mía), más público y un claro enfoque empresarial.

Alrededor del 50% de los espectadores que acuden a alguno de sus montajes no vive en Madrid, un porcentaje que en ocasiones, como el pasado puente de diciembre, ha podido alcanzar el 70%. La mayoría de ellos viaja en avión y un 45%, según cifras de la productora, se aloja en algún establecimiento hotelero de la ciudad, donde se promocionan paquetes culturales que incluyen entradas a los musicales y a otros montajes.

Si bien la modalidad de paquete de hotel y entrada está haciéndose un hueco entre las ofertas de los touroperadores, internet también ha venido a facilitar que los interesados puedan informarse y comprar los tickets de la obra que les interese.

Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla La Mancha y Castilla León son las comunidades de las que proceden la mayoría de los turistas de musicales. El perfil de este tipo de turista es el de parejas entre 40 y 60 años que pernoctan en Madrid una media de 2,1 noches y aprovechan para realizar también visitas al llamado Paseo de las Artes, por ejemplo, o a los alrededores de la ciudad.

Pero esto no sucede con todos los espectáculos de igual manera. Las obras de CIE Stage Holding tienen la peculiaridad de que no salen de gira, por lo que si se quiere ver alguno de sus montajes sólo se puede hacer en Madrid. No es el caso del teatro de texto o la danza, o incluso de otros musicales como Cantando bajo la lluvia, de Spektra Entertainment, o la nueva producción de El hombre de la Mancha, que se estrenará el próximo 16 de diciembre. Ambas saldrán de gira. Mientras, Madrid seguirá siendo la meca.

En Barcelona, sólo el Liceo atrae visitantes

A diferencia de lo que ocurre en Madrid, el teatro y los espectáculos musicales de Barcelona no generan un tipo de turismo específico. 'La única excepción es el Gran Teatro del Liceo', explica Pere Aliguer, vicepresidente del Área Receptiva de la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV). 'Es muy habitual recibir demandas del extranjero para organizar viajes para grupos de 20 personas que quieren ver un espectáculo concreto del Liceo y se organiza el viaje en función de ese espectáculo'. En los últimos años, la demanda de entradas del teatro lírico barcelonés por parte de italianos ha sido considerable, pero se espera que disminuya tras la reapertura de la Scala de Milán el pasado día 7.

En los últimos meses la cartelera musical de la capital catalana ha empezado a animarse. En la actualidad se pueden ver obras como Siete novias para siete hermanos y We will rock you, pero lo habitual es que la oferta de Madrid sea más amplia y atractiva que la de Barcelona.

En ese sentido, se ha detectado una demanda de viajes de Barcelona a Madrid para ver obras como Mamma mia. En cuanto al teatro, el hecho de la mayoría de la oferta sea en catalán limita considerablemente el turismo procedente de fuera de Cataluña.