Suministro

Montilla rechaza la alarma por los cortes "selectivos" de Enegas

El ministro de Industria, José Montilla, ha dicho que "no hay motivos para crear alarma social" por el anuncio de Enagás de hacer cortes "selectivos y puntuales" en el suministro de gas a grandes clientes industriales y centrales de ciclo combinado, y ha añadido que está previsto que el suministro se restablezca "antes de acabar la semana, en sólo unos días".

Enagás ha informado hoy de que el origen del problema se debe al descenso en el caudal de gas natural procedente del gasoducto de Argelia, originado por una avería en una estación de compresión argelina, y al aumento "imprevisto" de la demanda, motivado, entre otras razones, por una "avería" en la central nuclear de Ascó (Tarragona).

Durante la rueda de prensa tras la ejecutiva del PSC, Montilla ha dicho que "los grandes clientes industriales no tienen ningún problema de suministro, únicamente lo tendrán quienes tienen un contrato que prevé que este suministro se puede interrumpir, y que gracias a esto pagan una tarifa más barata". "No hay una situación como para alarmarse, en absoluto. Se han dado una serie de circunstancias que en una fecha muy cercana se normalizarán", ha subrayado, y luego ha precisado que la previsión es que los problemas se arreglen "muy pronto", "antes de que acabe esta semana".

A continuación, Montilla ha insistido en que "hay reservas (de gas) suficientes en nuestro país". El ministerio de Industria ha emitido una nota en la que subraya que "el suministro a los consumidores domésticos y a las pymes está plenamente garantizado"

En esta nota, Montilla confía en que la avería en la estación de compresión del gasoducto argelino está "en vías de solución" y que la central de Ascó II esté en funcionamiento "en los próximos días". "En cualquiera de los casos y hasta el mediodía de hoy -añade la nota-, no ha sido preciso aplicar la interrumpibilidad a ningún contrato por no haberlo requerido las circunstancias".

Recortes anunciados

Enagás ha reconocido que, desde la medianoche, ha puesto en marcha un proceso de "cortes selectivos y puntuales" en el suministro de gas natural a clientes con contratos interrumpibles. La distribuidora garantiza el suministro de gas natural a todos los clientes del mercado a tarifa (doméstico y pequeñas industrias), así como a los agentes gasistas con contratos de suministro de gas no interrumpibles.

Se trata "exclusivamente" de grandes clientes industriales y centrales de ciclo combinado que, en su día, firmaron con Enagás contratos que preveían la posibilidad de interrupción en el suministro de gas natural en caso de necesidad, a cambio de costes menores.

Además, los cortes en centrales de ciclo combinado se han realizado atendiendo las directrices de Red Eléctrica de España en cuanto a localización y horarios, con el fin de impedir cortes de suministro eléctrico.

Enagás garantiza el suministro de gas natural a todos los clientes del mercado a tarifa (doméstico y pequeño industrial), así como a los agentes gasistas con contratos de suministro de gas firmes (no interrumpibles).