Textil

Induyco inicia un plan para subcontratar parte de su producción

Induyco, ligado a El Corte Inglés, ha puesto en marcha un proyecto para concentrar en sus fábricas aquellas prendas que requieren más confección o tecnología y subcontratar con talleres externos los productos más básicos. El objetivo del grupo, que el año pasado facturó 523 millones de euros y ganó 6, es reducir costes y ganar competitividad.

El grupo Induyco, que cuenta con fábricas en Madrid, Sevilla, Teruel y Cáceres, ha iniciado un proceso para externalizar parte de la producción, concretamente aquella que requiere menos tecnología y confección. El objetivo es reducir los costes del grupo textil, ligado a El Corte Inglés, y aumentar la competitividad.

Según fuentes de la empresa, las cuatro fábricas de Induyco poseen una tecnología muy avanzada por lo que resulta más rentable dedicar toda esta capacidad productiva a las prendas más elaboradas al mismo tiempo que se subcontrata la fabricación de los productos más básicos o sencillos.

La mayor parte de esta producción se está externalizando hacia talleres españoles y ubicados cerca de las plantas de Induyco, aunque también se está subcontratando producción en otros países fuera de la UE, como por ejemplo Marruecos. En todo caso, las importaciones que se realizan son casi siempre de productos terminados.

La plantilla ha caído ligeramente, aunque ha aumentado en la división de diseño

Ya en las cuentas de 2003 se avanza que 'en el ejercicio 2004 debemos proseguir en nuestro modelo de gestión orientado a la racionalización de estructuras, reducción de costes y aumento de nuestros niveles de competitividad, calidad y servicio, en aras de un sólido crecimiento de nuestra cifra de negocio y de resultados'.

Este giro ha provocado un ligero descenso de la plantilla que al cierre de 2003 se situó en 3.145 frente a los 3.210 del año anterior. Pero lo más destacado es que mientras se está perdiendo empleo en las áreas productivas y que menos cualificación requieren, se está aumentando la plantilla en las divisiones de diseño y tecnología, según fuentes de la empresa.

La mayor parte de la producción de Induyco se comercializa en los centros de El Corte Inglés e Hipercor, aunque también hay una parte de los ingresos que procede de la adjudicación de concursos públicos (uniformes de la policía, ejército, etc.).

El peso fuerte del grupo Induyco, que el año pasado facturó 523,16 millones de euros, lo lleva Industrias y Confecciones SA, es decir, el complejo fabril que posee en el centro de Madrid. Esta sociedad registró en el ejercicio 2003 unas ventas de 461,23 millones de euros, un 3,2% más que el año anterior, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Créditos fiscales

En conjunto, el grupo Induyco, que también comprendía Investrónica Sistemas hasta que fue vendida el pasado mes de enero, alcanzó un beneficio neto de seis millones de euros en 2003. La compañía textil obtiene resultado positivo desde 1999, fecha a partir de la cual se empezó a beneficiar de unos créditos fiscales como consecuencia de las pérdidas acumuladas los años anteriores.

Entre 1993 y 1998 el grupo acumuló unas bases imponibles negativas de 29,2 millones de euros, lo que le permite aplicar los citados créditos fiscales hasta un máximo de 15 años según establece la legislación vigente.

El peor año en cuanto a resultados fue 1994 cuando se alcanzó una base imponible negativa de 11 millones de euros.

Según fuentes de la compañía, en 2004 se están alcanzando las previsiones y se espera cerrar el ejercicio 'cumpliendo todos los objetivos'.

Apuesta por Sfera Joven

Parte de las prendas que fabrica Induyco se comercializan en Sfera Joven, la cadena de tiendas de moda que pretende competir con Zara y en la que El Corte Inglés posee el 75% e Induyco el 25% restante. Prueba de que el grupo apuesta por esta enseña es la ampliación de capital que se llevó a cabo en 2003 y que situó el resultante en 30 millones de euros frente a los 60.000 euros de capital inicial.

Induyco acudió a esta ampliación aportando 7,5 millones de euros en concepto de capital social, más una prima de emisión de 2,25 millones, lo que supone un total de casi 9,75 millones de euros.

Esta inyección de capital pretende apuntalar el crecimiento de la cadena más joven de El Corte Inglés.