Acuerdo

El recibo de la luz subirá una media de 1,71% en 2005

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha llegado a un principio de acuerdo con las compañías eléctricas para aplicar un incremento medio de la tarifa eléctrica del 1,71% para el año que viene, así como para "al menos doblar" para 2005 los 50 millones de euros procedentes de la tarifa de este año que se destinarán a la mejora de la calidad en el suministro eléctrico.

Fuentes del ministerio han señalado que estas cifras no son definitivas, toda vez que su aprobación final, mediante real decreto, no será efectiva hasta el último Consejo de Ministros del año, que se celebrará el próximo 31 de diciembre. En todo caso, precisaron que las posibles variaciones serían mínimas.

Asimismo, recordaron que Industria también ha remitido el borrador de real decreto con la propuesta de tarifa eléctrica pactada para el año que viene a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), para que el elabore el correspondiente informe. Este documento no es vinculante, pero algunas de las apreciaciones del regulador energético podrían ser incluidas en el decreto que finalmente apruebe el Gobierno.

Reacción de los consumidores

La reacción de las asociaciones de consumidores ha sido variada. Por una parte, el director de OCU, Jose María Múgica, ha considerado una "mala noticia para los consumidores" el anuncio del Gobierno. Según Múgica, esta subida "nunca podría tomarse como positiva teniendo en cuenta que España tiene la luz más cara de Europa, si se estudia desde el punto de vista del salario medio español; y considerando que las eléctricas siguen sin garantizar el suministro a los consumidores".

Diferente es la opinión de la Federación de Consumidores en Acción, que considera razonable la subida y valora como altamente positiva la duplicación de la cuantía de ésta destinada a la mejora de la calidad del servicio, pasando de los 50 actuales a 100 millones de euros.

Con esta previsión de aumento de la factura eléctrica para 2005, el Departamento que dirige José Montilla cumple con los anuncios realizados con anterioridad por el propio ministro, que garantizó que el incremento de la tarifa sería "mesurado y suficiente", "dentro de los márgenes que prevé la legislación" (un aumento máximo anual del 2%) y teniendo en cuenta los intereses generales de los consumidores.