Transporte ferroviario

El Gobierno presenta la nueva estructura del ferrocarril en España

La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, ha presentado hoy las dos nuevas empresas públicas que nacerán, el 1 de enero, de las cenizas de la actual Renfe y del Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF): Renfe Operadora y Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

La ministra ha aprovechado la XIII Convención de Calidad de Renfe para presentar la estructura de los ferrocarriles españoles a partir del 1 de enero próximo, cuando entre en vigor al Ley del Sector Ferroviario (LSF), aprobada por el anterior gobierno del PP, y cuya entrada en vigor fue aplazada de mayo de 2004 a 2005 por el actual Ejecutivo.

Esa Ley prevé, en respuesta a las exigencias de liberalización y armonización provenientes de Europa, la separación entre la gestión y explotación de las infraestructuras, que en España será pública, y que se ha encomendado a ADIF, y la prestación del servicio, de la que se hará cargo la nueva Renfe, y que de momento seguirá siendo también de titularidad pública.

Con la LSF se producirá en principio la apertura del mercado del transporte ferroviario de mercancías, que no es un sector que resulte demasiado jugoso para la inversión, ya que el grueso del negocio depende de una liberalización similar en Francia que permita el transporte de cargas a Europa a través del país vecino, actualmente penalizadas por el operador público francés, SNCF.

Distinta es la situación en el lado del transporte de viajeros, ya que la extensión de la red de Alta Velocidad, con un diseño de más de 10.000 kilómetros previstos, permitirá suculentos negocios, anticipados ya por los excelentes resultados de la Unidad de Negocio AVE de Renfe. A pesar de ello, la liberalización de este transporte sigue sin tener fecha prevista.

Liberalización, no privatización

La ministra de Fomento ha querido dejar claro que la entrada en vigor de la LSF no supone la privatización de Renfe. ¢Una cosa es abrir la red y otra privatizar¢, ha afirmado Magdalena Álvarez, que ha añadido que el Gobierno apuesta por el ferrocarril público.

En ese mismo sentido, Álvarez ha defendido que el ferrocarril convencional y el de alta velocidad son complementarios entre sí, ya que ¢uno de ellos vertebra el territorio nacional, mientras que el otro vertebra las largas distancias¢.