Divisas

El euro retrocede y regresa a 1,32 dólares

El euro acumula tres sesiones consecutivas a la baja frente al dólar y ya se vende a menos de 1,33 dólares, frente al máximo histórico de 1,3469 dólares registrado esta misma semana. Los motivos son múltiples. Las carteras que se encuentran demasiado largas en euros, aprovechan cualquier repunte para tomar beneficios. Al mismo tiempo, el creciente rumor de que Asia está más dispuesta ahora a soportar la carga de la depreciación del dólar ha restado cierta presión al euro. Por último, la renovada confianza de los consumidores estadounidenses ha fortalecido las perspectivas del dólar frente a la moneda única.

El euro llegó a cambiarse en la última sesión de la semana a 1,32 unidades, lo que supone alrededor de un 2% menos que el martes, cuando se logró el cambio más alto en la historia de la moneda.

Pero esta reciente escalada del dólar corre riesgos serios de revertirse en cualquier momento. Así lo ve Goldman Sachs en un informe de perspectivas para 2005: 'Es probable que el dólar se debilite más todavía en función de los desequilibrios estadounidenses el doble déficit público y por cuenta corriente y de la continua atracción de otras regiones como destinos de inversión', explica el banco. 'Los políticos europeos no quieren correr el riesgo de retrasar los necesarios ajustes monetarios. Como resultado, el euro se fortalecerá contra el dólar, pero menos de lo que lo harán las monedas asiáticas', concluye Goldman Sachs.

Un informe de Lehman Brothers anticipa, de hecho, que 2005 será 'el cuarto año consecutivo de debilidad del dólar'. La entidad explica que la moneda americana ha caído ya un 4,7% frente a la cesta de divisas que elabora el propio Departamento del Tesoro estadounidense y en la que el euro pesa un 58%. La predicción de descenso de Lehman Brothers de cara al año próximo es del 6%. El índice del Tesoro ha llegado este mes al nivel más bajo desde 1995.

La Reserva Federal se reunirá el próximo martes para decidir sobre la política monetaria. El mercado de futuros sobre Fed Funds del Chicago Board of Trade da por hecha una subida de los tipos hasta el 2,25%, lo que supondría una presión adicional contra el tipo de cambio de la moneda única, algo que no sería nada mal recibido por las autoridades comunitarias. Las apuestas de los inversores sobre los tipos se elevan al 2,5% de cara a febrero del año que viene.

El BCE

El representante holandés en el consejo de Gobierno del Banco Central Europeo, ha lanzado una seria advertencia del peligroso impacto que supone el encarecimiento del euro y del petróleo para el crecimiento de la UE y para las expectativas de inflación.