Tribunales

La justicia da la razón a la banca en su juicio contra Ecclestone

El control que ha ejercido Bernie Ecclestone sobre la Fórmula 1 en los últimos 23 años toca a su fin. Un juez británico anunció ayer que da la razón a tres bancos que comparten con él el capital del holding. Las entidades denunciaron al magnate porque creen que tiene más poder del que debe.

Está claro que la demanda de los bancos es correcta y así lo plasmaré en mi declaración'. æpermil;stas fueron las palabras elegidas ayer por el juez Andrew Park, de la Alta Corte de Londres, para dar a conocer su opinión acerca del caso en el que están en juego ingresos anuales de 1.000 millones de dólares en derechos de retransmisión y patrocinios y audiencias de 162 millones de espectadores por carrera.

JP Morgan Chase, Lehman Brothers y Bayerische Landesbank se querellaron tras el verano contra Ecclestone. Las tres entidades poseen el 75% de SLEC Holdings, la sociedad propietaria de los derechos comerciales sobre la Fórmula 1. La familia Ecclestone posee el restante 25% a través de Bambino Holdings.

Los bancos sostienen que el magnate, de 74 años, controla ilegalmente la sociedad, a pesar de hallarse en minoría. En su demanda, las instituciones financieras aseguran que Ecclestone incluso ha colocado a cuatro de los siete consejeros de la filial Formula One Holdings. Lehman Brothers, Bayerische Landesbank y JP Morgan adquirieron su participación tras la quiebra en 2002 del grupo de comunicación Kirch. Los términos de la venta, sin embargo, recogían que Ecclestone conservaría la gestión.

La decisión de la justicia británica puede tener consecuencias incalculables, ya que la posición de Ecclestone se ha visto debilitada a raíz del descontento de los fabricantes que compiten en el circo, como DaimlerChrysler, Fiat, Renault, BMW y Ford (que tras vender Jaguar Racing no participa en F1). Las marcas reclaman más dinero.

Hace tres años, las firmas automovilísticas dieron el primer paso para crear lo que, según ellos, se convertirá en un campeonato mundial de mucho éxito. Se llamaría Grand Prix World Championship, y está previsto que arranque en 2008. Los bancos podrían forjar una alianza con los fabricantes, dado que si estos se marchasen, su 75% perdería casi todo su valor.

Ellos, por su parte, podrían aumentar los beneficios de los equipos, lo que dejaría a Ecclestone al margen. No obstante, el mercado estima que las marcas podrían estar marcándose un farol para lograr más dinero.

Negociaciones con el circuito de Silverstone

Bernie Ecclestone no se arruga. A pesar del varapalo que la justicia británica dio ayer al empresario -que podría poner fin a su reinado de décadas en el negocio de la Fórmula 1-, Ecclestone sigue a los suyo. El magnate aseguró que los bancos sólo quieren 'hacer caja' y dio importancia a la negociación que mantiene para que el año próximo se celebre una carrera de Fórmula 1 en Reino Unido. Los dueños del circuito británico de Silverstone, que albergó la primera carrera de Fórmula 1, en 1950, recibieron de Ecclestone un plazo de 48 horas para arreglar un contrato de cara a la próxima temporada. 'Si el acuerdo se logra antes del jueves, estarán en el calendario de 2005. Si no, no', declaró Ecclestone en Londres. El empresario dijo no obstante que confía en llegar a un acuerdo: 'Les garantizo que habrá Silverstone. Palabra de Bernie', declaró.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En