CincoSentidos

Ocio para ir de compras

El 37% de los españoles va de tiendas al menos una vez por semana para ocupar su tiempo libre. Sólo un 10% va al cine y un 2% a un concierto en igual periodo

Los ciudadanos españoles andan sobrados de autoestima. Se ven sanos, deportistas, preocupados por su aspecto y se sienten consumidores exigentes e inteligentes y poco satisfechos con los productos que reciben por el dinero que pagan. Sin embargo, son ávidos compradores y han permitido que el consumo se apodere también de su tiempo de ocio fuera de casa.

La mayoría tiene como actividad preferida para entretenerse ir de compras o simplemente pasear por zonas comerciales. Un 37% asegura que lo hace al menos una vez en semana, y un 78% va de tiendas al menos una vez al mes para ocupar su tiempo libre, del que reservan muy poco para consumo cultural.

Sólo un 10% afirma que va una vez en semana al cine y sólo el 2% sale con esta frecuencia a un concierto. Un 35% dice que no asiste jamás al cine u otros espectáculos, ni siquiera a partidos de fútbol u otras competiciones deportivas. De lo que sí hay costumbre es de ir a comer o a cenar fuera de casa los fines de semana, la actividad preferida después de las compras. Nada menos que un 57% lo hace al menos una vez al mes.

El 35% dice que jamás va al cine u otro espectáculo, ni siquiera deportivo

Los días laborables, sin embargo, la mayoría de las familias (57%) comen juntas en casa (aquí las diferencias son radicales según el tamaño de la ciudad en la que viven).

Estos son algunos de los datos del Barómetro del Consumo 2004, una encuesta promovida anualmente por la Fundación Grupo Eroski en colaboración con el Instituto de Empresa que en esta cuarta edición indaga por primera vez sobre las actividades a las que los ciudadanos dedican su tiempo libre.

Una de las conclusiones llamativas es que los españoles son mucho más hogareños de lo que parece. De las cuatro actividades más habituales en su tiempo de ocio, tres se desarrollan en casa: leer o escuchar música, ver la televisión o reunirse con amigos o familiares. Tampoco son excesivamente partidarios de los viajes turísticos. Cuando llegan las vacaciones de verano, el 26% no se mueve de su localidad y el 23% va al pueblo de su familia. Sólo un 19% hace un viaje con fines culturales.

La encuesta, realizada con una muestra de 5.000 personas en toda España, desvela también que los españoles tienen muy buena opinión de sí mismos y de sus hábitos de vida. El 81% asegura que su alimentación es saludable y el 70% dice hacer lo posible por mantenerse en buen estado físico, aunque la mayoría parece más preocupada por los michelines que por la salud. Un 53% dice que es importante cuidar y realzar su aspecto físico y un 46% afirma que cuida su alimentación para mantener una buena figura.

Sólo un 26% asume que lleva una vida sedentaria y nada menos que un 60% asegura que su actividad más habitual en el tiempo libre es el deporte o ejercicio físico. æscaron;nicamente el 22% reconoce que sufre estrés.

Un autorretrato muy positivo de sus hábitos de vida, en contraste con opiniones reconocidas de expertos en salud, nutrición y calidad de vida.

La encuesta destaca también que los españoles siguen sin subirse al carro de Internet y la tecnología. Casi la mitad de los encuestados no tienen ordenador ni en casa ni en el trabajo ni en el centro de estudios.