Comercio

El Gobierno da más poder a las autonomías para limitar horarios

El Gobierno ha accedido finalmente a otorgar más poder a las autonomías en la regulación de horarios comerciales. Las autonomías podrán definir el tipo de establecimiento, menor de 150 metros cuadrados, con libertad de horarios.

El proyecto de ley sobre horarios comerciales quedó desbloqueado ayer después de que el Gobierno accediera a conceder a las comunidades autónomas más poder para regular los horarios.

En concreto, el acuerdo al que llegaron ayer el Grupo Parlamentario de CiU en el Senado y el Grupo Socialista establece dos nuevas enmiendas transaccionales en la norma que suponen mayores competencias para las comunidades autónomas.

En concreto, las autonomía, en función de sus necesidades comerciales, podrán rebajar de 300 a 150 metros cuadrados los establecimientos que gozan de libertad de apertura en domingos y festivos.

La segunda enmienda transaccional se refiere a la capacidad de las comunidades autónomas para regular las tiendas de conveniencia, tanto en horarios comerciales como en el tipo de productos que comercializan.

Tras el acuerdo, el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, mantuvo una reunión con el ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Montilla, en el Congreso de los Diputados para concretar el acuerdo.

Después del encuentro, Montilla afirmó a los periodistas que 'el pacto alcanzado refuerza el sentido de una ley estatal de mínimos, porque se reconocen más competencias a las Comunidades Autónomas'.

El ministro destacó que se ha cumplido el objetivo del Gobierno de sumar aportaciones en su tramitación parlamentaria y resaltó que la norma resultante es una 'buena ley para el conjunto del territorio español'.

Por su parte, Duran Lleida reconoció que esta enmienda sigue la filosofía general del proyecto, pues es similar a la posibilidad que concede la norma para que las comunidades autónomas rebajen el número mínimo de domingos y festivos de apertura del mínimo estatal de 12 a ocho al año.

'Estos acuerdos tratan de acentuar las competencias autonómicas en el marco mínimo de la ley', apostilló Duran i Lleida, que advirtió de que el acuerdo se circunscribe a los horarios comerciales y no supone un cambio en su posición en relación a los Presupuestos Generales del Estado, donde mantiene su iniciativa de veto.

El proyecto de ley sobre horarios comerciales fue vetado la semana pasada después de que PP, CiU y BNG presentaran una propuesta de veto. Tras el acuerdo de ayer con CiU, los partidos de la oposición contrarios a la ley no tienen ya votos suficientes para bloquear la norma.

Por tanto, el proyecto de ley, una vez que haya superado el trámite en el Cámara Alta, volverá al Congreso de los Diputados, donde el pleno deberá ratificarlo en un debate que probablemente se producirá en la semana del 20 de diciembre.