Comisión Europea

Bull recibirá 517 millones del Gobierno francés para reestructurar el grupo

El grupo informático francés Bull recibirá 517 millones de manos del Gobierno galo para acometer su reestructuración y volver a la viabilidad financiera. La inyección fue aprobada ayer por la Comisión Europea (CE), pero está condicionada a que no se ofrezca antes del 31 de diciembre y a que la compañía restituya las subvenciones, por valor de 450 millones, que recibió en 2001 y 2002.

El plan contempla una cláusula de reembolso, un fuerte proceso de recorte de gastos, la reducción de la plantilla hasta 7.800 empleados y un replanteamiento de sus actividades.

La CE considera que sólo con el cumplimiento de estas premisas Bull podrá recuperarse. Un aspecto destacado en el comunicado emitido ayer por la Comisión es que este impulso es compatible con las reglas comunitarias sobre ayudas de Estado, de 1999.

La Administración francesa notificó su intención de respaldar a Bull en febrero de este año. La empresa ya se sirvió de un plan público en 1994, por lo que el nuevo no puede entrar en vigor hasta 2005. Y es que la CE exige diez años de margen entre dos acciones de esta envergadura.

Como garantía de devolución, las autoridades económicas han impuesto la devolución del 23,5% del resultado corriente antes de impuestos de Bull entre 2005 y 2012. Vistos los objetivos de la entidad, esta cláusula equivale a más de 50 millones por ejercicio.

Las arcas de Bull ya recibieron 44,3 millones de un grupo de inversores en junio y su posición ha sido calificada como 'débil' por parte de la CE en comparación con la de competidores como HP, IBM o Sun.