Legal

El ex primer ministro francés Juppé, inhabilitado por un año

El ex primer ministro francés Alain Juppé fue condenado ayer a una pena de 14 meses de prisión, exenta de cumplimiento, y a un año de inhabilitación para ocupar un cargo público, por financiación irregular del antiguo partido del presidente Jacques Chirac.

La condena contra Juppé, considerado hasta hace poco como el delfín de Chirac, es bastante clemente si se compara con la pronunciada en primera instancia en enero pasado. Entonces fue sentenciado a 18 meses de prisión, también exentos de cumplimiento, y a 10 años de inhabilitación. Aquel dictamen le llevó a dimitir como presidente de la gobernante UMP y como diputado, aunque conservó su cargo de alcalde de Burdeos.

Según sus abogados, Juppé no tiene previsto recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo, con lo cual tendrá que dimitir también en breve como primer edil de Burdeos, donde ya ha vendido su casa y se ha despedido de sus asesores. Visiblemente distendido, Juppé no quiso comentar la sentencia y se limitó a declarar que reserva sus comentarios para sus administrados de Burdeos.

La Fiscalía había pedido al finalizar el juicio 18 meses de cárcel exentos de cumplimiento y dos años de inhabilitación, por considerar que los 10 años solicitados inicialmente eran 'excesivos' y porque Juppé no se había enriquecido personalmente.

El referente de la petición de dos años de inhabilitación era la condena dictada en 1996 contra el político Henri Emmanuelli, por la financiación ilegal del Partido Socialista francés.

El regreso

Juppé, de 59 años y del que Chirac ha dicho que es 'el mejor de nosotros', podrá volver a la escena política, si lo desea, a tiempo para las elecciones presidenciales de 2007. Su cargo al frente del partido fue ocupado el domingo por Nicolas Sarkozy, quien no oculta sus ambiciones.