Cifras

La cultura del capital riesgo se instala en España

El destape ha llegado a la industria española del capital riesgo. De ser un sector prácticamente desconocido -nació en Galicia en 1972 y hasta finales de los años ochenta estuvo dominado por entidades parcialmente públicas- ha pasado a consolidarse como una alternativa más de inversión privada y a ocupar, incluso, portadas de periódicos de información general. La cifra de inversión del sector en España se situará previsiblemente este año en torno a los 1.500 millones de euros, similar a la alcanzada el pasado año, pero el ejercicio 2004 ha sido especialmente positivo para el sector.

Los anuncios de grandes operaciones, impensables hace unos años -como la compra, en marcha, de la central de viajes Amadeus por cerca de 4.000 millones o el intento de adquisición de Auna por 8.000 millones este verano- han popularizado a esta industria. Un avance que se explica sobre todo por los cambios en la cultura empresarial del país. Pero además hay otras razones de peso.

Hasta hace relativamente poco tiempo, el tejido industrial español no permitía imaginar megaoperaciones como las que se han apuntado este año. A ello se suma la persistencia de unos tipos de interés históricamente bajos y una agresiva política de los proveedores de deuda.

Estos factores permiten la realización de operaciones en las que la mayoría de capital comprometido es deuda. Pongamos como ejemplo la mayor operación de capital riesgo del año en territorio español, la adquisición de Ahold España por la británica Permira.

Aunque la operación haya sido valorada en 685 millones, la cantidad aportada por la sociedad no alcanza los 300 millones, según fuentes cercanas a la compra. 'Es la primera vez en la historia que un gestor no tiene límite para financiar una idea', apunta Javier Loizaga, socio director de Mercapital, la primera compañía española de capital riesgo.

'Casos como Auna o Amadeus son excepcionales', señala Luisa Alemany, profesora de Esade especializada en capital riesgo. Alemany, que formó parte del equipo del grupo Carlyle en España, considera no obstante que la inversión en España del sector debería aproximarse a corto plazo a los 3.000 millones anuales.

Mark Heapey, primer directivo de la firma 3i en España, indica que el aumento de la competencia también ha posibilitado que el sector haya ganado peso como alternativa de inversión. 'El aumento del número de competidores permite la creación de más infraestructura del mercado', dice.

En la actualidad operan en España cerca de un centenar de firmas de capital riesgo. En los últimos años, los gigantes del capital inversión mundial, como Apax (1999), Carlyle (2001), Candover o Permira (2003), han abierto oficinas en España.

Pero la magnitud de las cifras de las grandes operaciones de este año no debe ocultar otra realidad: las 20 primeras operaciones suman más del 80% del volumen invertido durante 2004, estima Sebastién Chartier, consejero delegado de la publicación especializada Capital & Corporate.

La mayoría de las operaciones realizadas no alcanza el millón de euros. Aunque son prácticamente desconocidos, sus protagonistas son el futuro. Invierten en empresas de reciente creación y son las que más fomentan la actividad empresarial y la creación de empleo.

Sociedades: Operaciones para todos los bolsillos

Megaoperadores

apax, presidida en España por Nicolás Bonilla, ha sido la más activa del año; durante 2004 ha participado en operaciones que suman una valoración cercana a los 500 millones. También participó en el intento frustrado de compra de Auna por 8.000 millones y valoró la adquisición de Amadeus.

carlyle, que puja por la adquisición de Amadeus, tiene su sede en Barcelona; su primer directivo en el país es Pedro de Esteban; su fondo Carlyle Europe Partners I y II se plantea inversiones mínimas de 30 millones y como máximas... 'sin límite'.

La británica permira ha realizado la mayor operación del año, la compra de Ahold. Su primer directivo es Carlos Mallo arrebatado hace dos años a la firma 3i.

Otras grandes firmas presentes en España que seguro harán grandes operaciones en el futuro son pai Partners, candover y bc partners.

Firmas con apetito

mercapital es la primera sociedad de capital riesgo en España. Presidida por José María Loizaga Viguri, se plantea inversiones entre 20 y 300 millones; es la única española que puede competir con gigantes como Apax o Carlyle.

La británica 3I lleva 20 años operando en España. Es la sociedad extranjera que mejor ha comprendido la cultura empresarial del país aunque eso no ha sido suficiente para que este año lograra comprar la constructora Corsan, en un proceso en el que han existido filtraciones y presentaciones de ofertas fuera de tiempo.

nmás1 opera en España desde hace 10 años; gestiona Dinamia Capital, la única sociedad de capital riesgo cotizada en el mercado español; en 2003 invirtió 68 millones.

nazca, creada hace tres años, ha protagonizado desinversiones sonadas. Salió de Unipost y vendió parte de Svenson.

Mucho con poco

Najeti se plantea inversiones máximas de cinco millones; de origen francés opera en España desde 1999; invierte en biotecnología y empresas de reciente creación.

going invierte entre uno y seis millones por operación; participa en 8 compañías; tiene su sede en Zaragoza y está presidida por Carlos Oehling.

barcelona emprèn fue creada en 1999; invierte en proyectos tecnológicos en fase inicial, principalmente en Cataluña; participa en 11 empresas; en 2003 invirtió 0,8 millones.

talde, sociedad española de capital riesgo histórica. Fue creada en 1976. Ha participado en más de 135 empresas con inversiones de 115 millones. Invierte en nuevos proyectos, entre 1,5 y 6 millones por operación.

riva y garcía promovida por la Generalitat de Cataluña. Invierte como máximo 0,5 millones en empresas de reciente creación.