Índice de Actividad Internacional

Las señales de recuperación de la actividad de EE UU son ahora mucho más sólidas

Todos los indicadores de la economía norteamericana confirman que la recuperación es ahora más firme, sobre todo por el lado del consumo y la inversión

En Estados Unidos los síntomas de moderación observados en meses anteriores parecen haberse disipado. Los datos de Contabilidad Nacional del tercer trimestre arrojaron un crecimiento del 3,9% anual, superando nuestra previsión. Por otro lado, en octubre repuntaron los indicadores de industria, consumo y empleo configurando todo ello un panorama más optimista que el mostrado hace un mes. No obstante, habrá que esperar datos adicionales para confirmar dicho repunte.

El aumento del PIB ha estado liderado por el consumo privado y la inversión empresarial, que han crecido a tasas del 3,5% y 9,8% anual respectivamente. Los datos de consumo han estado en línea con lo previsto, no así la inversión empresarial, que ha superado netamente nuestra previsión. La inversión residencial empieza a acusar la subida de tipos de interés y dibuja una tendencia de moderación. Conjuntamente estos tres componentes aportaron 4,3 puntos porcentuales al crecimiento. El lado negativo ha vuelto a venir del sector exterior, que ha restado un punto al crecimiento del PIB.

Los indicadores de industria han repuntado en octubre superando nuestra previsión. En este mes el IPI ha crecido un 5,2% en tasa anual, una décima por encima de la media del tercer trimestre. El IPI de equipos ha mostrado un sólido crecimiento del 11,2%, mientras que el IPI de consumo ha repuntado hasta una tasa del 3,7%, siete décimas por encima del ritmo mostrado en el tercer trimestre. Por último, mencionar el IPI de construcción, el único que ha defraudado, con un crecimiento del 3,5%, inferior al 4,8% del tercer trimestre.

Las viviendas iniciadas y los permisos de construcción son los indicadores que muestran peor comportamiento. En octubre, las viviendas iniciadas cayeron un 3,9% y los permisos de construcción lo hicieron un 1,5%. El balance en el tercer trimestre fue mucho mejor con sendos aumentos del 4,5% y 4,0% respectivamente. Estos datos ponen de manifiesto que la obra residencial empieza a acusar la subida de tipos de interés y anticipa una desaceleración de la inversión residencial en próximos trimestres.

Los indicadores de consumo han mostrado un sólido crecimiento en octubre. En este mes las ventas al por menor han sido mejores de lo previsto, creciendo un 7,6% anual por encima del 6,5% del tercer trimestre. La nota más preocupante la ha puesto la confianza de los consumidores que ha caído en noviembre por tercer mes consecutivo, situándose en 92,8, el nivel más bajo desde marzo de 2004.

La imagen de recuperación es, pues, bastante clara. Pero no puede decirse que sea una recuperación completamente sana, pues está acompañada de un grado de endeudamiento alto y creciente.

La energía dispara la inflación

En materia de precios la tendencia en octubre ha sido marcadamente alcista. En este mes la inflación aumentó siete décimas situándose en el 3,2%. La inflación subyacente ha repetido una tasa del 2,0%. En tasa intermensual la inflación general aumentó seis décimas y dos décimas la subyacente. El fuerte aumento del IPC se debe mayoritariamente al repunte del componente energético que ha subido un 15% en octubre.