Bolsa

Acciones fuertes con un dólar débil

Si el dólar mantiene su cotización a la baja respecto al euro, la Bolsa europea se resentirá a corto y medio plazo y será todavía más necesario analizar con mayor detenimiento qué compañías están más expuestas y cuáles pueden ser más inmunes a esa evolución monetaria. æpermil;sta es una conclusión que comparten los analistas bursátiles, quienes destacan además que la Bolsa de Estados Unidos comienza a contar con valores con precios muy atractivos por la caída de su moneda. Y son, por tanto, más competitivos y ya un objetivo para los inversores institucionales.

Popular, Sabadell, Bankinter y las constructoras son algunas de las sociedades más recomendadas en este contexto por los expertos, aunque señalan que las empresas españolas están en general menos afectadas que las europeas. 'La caída del dólar perjudica a casi toda la Bolsa, pero en especial a las compañías más exportadoras como son las alemanas', señala Jordi Padilla, director de renta variable de Atlas Capital. Y destaca que, si se mantiene la tendencia, el Ibex se vería afectado pero menos que el Euro Stoxx.

Considera que es preciso tener más cuidado, si se opta por invertir, con las empresas automovilísticas, y en especial con Daimler, así como con las farmacéuticas europeas, como AstraZeneca, Novartis y Glaxo, dado el elevado peso que los mercados de influencia del dólar tienen en sus facturaciones.

Sectores exportadores como las farmacéuticas y la industria del automóvil pueden perder fuerza en Bolsa

En esta línea, Josep Ramón Aixelá, responsable de renta variable de Caixa Catalunya, señala entre las perjudicadas a Volkswagen y, de las españolas, a Viscofán. Respecto a Acerinox subraya que, al estar instalada en Estados Unidos, compensa en parte el impacto de la caída de la moneda estadounidense. Pero Aixelá destaca otro aspecto importante y es que muchas empresas han cubierto los riesgos que conllevan estas oscilaciones monetarias. Por ello, no es siempre posible dividir los valores entre vulnerables y más inmunes por pertenecer a un determinado sector o actividad. Es preciso tener más información

No obstante, el directivo de Caixa Catalunya prefiere, dentro de las energéticas españolas, a Enagas y REE, mientras resalta las importantes posiciones que Repsol YPF, Endesa, Iberdrola y Fenosa tienen en los mercados de América Latina, área de influencia del dólar. 'Más adelante, el efecto pueden ser global si el dólar sigue depreciándose, ya que la economía se ralentizará y los resultados de las empresas se resentirán', agrega.

Por su parte, Juan María Soler, analista de Sabadell Banca Privada, señala que aunque la debilidad de la moneda americana no produce siempre caídas en la Bolsa, 'a largo plazo la correlación es negativa'. Resalta el efecto en las exportadoras 'que pierden poder en la fijación de precios', así como en las petroleras y otras empresas de materias primas que reducen ingresos. En España cree que salen beneficiadas Iberia y Sogecable, por los menores costes de sus pagos en dólares. E insiste en que, aunque la coyuntura puede ser positiva para las empresas con deuda en esa divisa, esta situación monetaria a 'medio plazo es negativa'.

Jordi Padilla coincide en que para algunos sectores, como el financiero y de seguros, no hay reglas. Y ve más implicadas por el dólar a Credit Suisse, Swiss Re y Aegon. Pero el directivo de Atlas Capital menciona, asimismo, que algunas compañías europeas, pese a que en general están más expuestas que las españolas, no están en mala posición con un dólar débil. Entre ellas destaca a la eléctrica alemana Eon, y a las francesas Carrefour y Société Générale.

Peores resultados de las empresas

Hasta ahora el efecto de la caída del dólar se ha compensado con el fuerte crecimiento de la economía, señala José Carlos Diez, director de análisis de Intermoney, aunque destaca que esa posibilidad no se mantendrá así en el futuro si persiste la misma situación. 'Se ensombrecerán las cuentas de resultados', agrega. Y enumera otros posibles problemas, como el aumento de los costes para las compañías europeas, lo que conllevaría más deslocalizaciones.

Como otros expertos tras la reunión del Grupo de los 20, estima que Estados Unidos se siente cómodo con el dólar débil, mientras que dentro de las europeas las empresas alemanas son las más perjudicadas. Asimismo cree que pese a las presiones a China para que desligue el yuan del dólar, las autoridades china se lo tomarán con calma.