Motor

Ford insinúa que quiere congelar los salarios

El director de fabricación de Ford España, Antonio Adés, aprovechó ayer una ponencia en el Congreso de Directivos CEDE para lanzar una advertencia a los trabajadores de la planta de Almussafes (Valencia) en puertas de la negociación del nuevo convenio colectivo. 'Mientras en Alemania los trabajadores del sector están haciendo más horas de las establecidas sin cobrar y han aceptado la congelación salarial para evitar la deslocalización, aquí aún se piden aumentos de varios puntos por encima del IPC e incluso reducciones de jornada', apuntó Adés.

La plataforma que ha presentado el comité de empresa para la negociación, incluye el aumento del IPC más un punto y medio, al margen de otras reivindicaciones en temas de organización del trabajo. Paralelamente, y a pesar de que no aparece en la misma, no se renuncia a rebajar el número de horas anuales.

Proveedores asiáticos

Adés reconoció que el coste laboral de España sigue siendo el más bajo de las plantas de Ford en Europa occidental, pero señaló que poco a poco se van aproximando.

El director de fabricación insistió en la necesidad de reducir costes de producción para poder mantener las instalaciones. Adés resaltó que Ford Europa debe reducir en 1.000 millones de euros el coste de los componentes que se compran a proveedores en los próximos 12 meses, y señaló como ejemplo que el nuevo Focus, que también se montará en Valencia llevará 'un 45% más de componentes hechos en países en vías de desarrollo' que el modelo actual.