Telefonía

Industria y Economía proponen subir la cuota telefónica en 2005

Telefónica prefiere no manifestarse sobre la propuesta del Ejecutivo de modificación de sus tarifas para el año que viene, pero lo anunciado supone una buena noticia para ella. La factura media subirá en 2005, ya que la cuota de abono se eleva un 2% y las tarifas sólo bajarán el 1%.

Los Ministerios de Industria y Economía han llegado a un acuerdo. Las negociaciones han llevado semanas, ya que el tema a debate afecta a materias tan sensibles como el IPC, la factura telefónica de la inmensa mayoría de los españoles y la primera empresa del país, Telefónica.

Pero al final a habido entendimiento. La propuesta conjunta de los dos ministerios es que el denominado price cap -el sistema de precios que regula las tarifas de Telefónica y que fija cada año el Gobierno- suponga para 2005 una subida de la cuota de abono del 2%. El pago mensual que afecta a todas las líneas quedaría así en 13,43 euros, 0,26 euros más que ahora.

Para contrarrestar esta alza, el conjunto de las tarifas tendrá que bajar un 1%, en una reducción que será aplicada por Telefónica en los servicios que desee -internacional, fijo a móvil...-.

TELEFÓNICA 3,44 -2,28%

La suerte está echada por parte de los ministerios responsables y ahora la decisión está en manos de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, que tendrá la potestad final de aprobar la propuesta. Antes, este organismo tendrá que escuchar las alegaciones que hagan los interesados, Telefónica, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, los consumidores y las dos patronales del sector.

Telefónica prefirió ayer no hacer comentarios, puesto que se trata de una propuesta, no de una decisión tomada. En cualquier caso, considera que lo anunciado no modifica sustancialmente el nivel de precios actual, puesto que la subida de la cuota se compensa con la caída de las tarifas.

En las facturas de los usuarios, sin embargo, el peso de la cuota de abono es más alto cuanto menor sea el consumo, así que serán los clientes de menos gasto los que notarán más el alza. Para los de consumo elevado, la subida del pago mensual sí se verá compensada con la bajada del precio de las llamadas.

Como viene siendo habitual, la propuesta del Gobierno permitirá a Telefónica subir una cuota fija -con lo que se asegura los ingresos- y en un campo donde no hay mucha competencia, a cambio de bajar un consumo variable cuyo mayor consumo depende del precio.

Una decisión que regirá sólo medio año

Por favorable que sea la decisión del Gobierno para Telefónica, el hecho de que el price cap siga existiendo nunca será una buena noticia para ella. El verdadero interés de la operadora es que el Ejecutivo deje de regular sus precios y los liberalice. El último Gobierno del PP prometió que lo haría en 2005, pero el actual gabinete del PSOE ha decidido extenderlo. Pero no será todo el año, porque el price cap desaparecerá en cuanto la CMT termine su estudio sobre los mercados telefónicos y decida cuáles necesitan intervención. Por ello, la idea es adelantar al 1 de julio la fecha en que las modificaciones deben estar en vigor, frente al 1 de noviembre de otros ejercicios. La propuesta para 2005, con todo, es parecida a la que hizo el PP en 2004, que también subió la factura con un alza del 4,35% en la cuota y una bajada del 2% en llamadas.