Cifras

Los países ricos imponen que el gasto de la UE no supere el 1% de la renta

Los ministros europeos de Economía y Finanzas llegaron a un pacto sobre el presupuesto para 2005, que sumará 106.300 millones, el 1% de la renta nacional bruta, como pedían los países contribuyentes netos.

Tras diez horas de negociaciones, los ministros de la UE y la Comisión lograron un acuerdo en la madrugada del viernes, según explicó la comisaria de Presupuesto, la lituana Dalia Grybauskaite, quien recordó que éste será 'el primer presupuesto para los Veinticinco'.

Los ministros mantuvieron un largo debate sobre los créditos de pago, ya que seis países contribuyentes netos: Alemania, Austria, Francia, Holanda, Suecia y el Reino Unido se negaban a superar el 1% de la renta nacional bruta (RNB).

El resultado de las negociaciones 'no ha satisfecho por igual a todos', pero implica un acuerdo de compromiso que revela la operatividad de la nueva Comisión, 'que asumió su cargo hace tan sólo cuatro días', recordó. Además, explicó que los ministros han aceptado una declaración que prevé 'la posibilidad de adaptar el presupuesto, si fuera necesario, mediante un procedimiento simplificado'.

La comisaria precisó que el nivel de créditos de pago acordado es menor al que pedía el Ejecutivo y el Parlamento (1,05% de la RNB), pero por encima del 0,99% que habían propuesto los ministros inicialmente.

Los ministros decidieron además recurrir al instrumento de flexibilidad, disponible en las circunstancias inesperadas, para financiar parte de tres acciones: el programa Peace II, para la paz y la reconciliación en Irlanda del Norte, la ayuda a la reconstrucción de Irak y la financiación de las agencias descentralizadas.

En el caso de Irak, el presupuesto para 2005 es de 190 millones de euros, de los que cien procederán de ese instrumento, explicó la comisaria. Además, se sacarán 45 millones para el programa Peace II y otros 45 para la financiación de las agencias europeas. El presupuesto incluye 120 millones de ayuda para la parte norte de Chipre (de mayoría turca y que el pasado mayo no se unió a la UE al no lograr un acuerdo con el sur de la isla para la reunificación), partida que se ha desplazado de la rúbrica de Acciones Exteriores a la de Preadhesión.

La UE está en proceso de negociación para acordar el próximo marco presupuestario para el periodo 2007-2013, en el que los mayores contribuyentes netos y la Comisión Europea están enfrentados por el techo máximo de gasto. Tal y como ha sucedido en los presupuestos del próximo año, esos seis contribuyentes netos exigen que el techo de gasto no supere el 1% de la RNB, mientras que Bruselas defiende el 1,24%.

Grybauskaite aseguró que el actual Ejecutivo comunitario 'se aferra' a los planteamientos del anterior, aunque consideró que 'no sería tan malo' ceñirse al 1% siempre que se aseguren desde el punto de vista financiero todas las prioridades.