Cifras

La industria consolida la recuperación tras dos años estancada

La capacidad utilizada supera el nivel de 2000 y cede la caída de empleo

La actividad en la industria española ha consolidado en los últimos trimestres la recuperación económica, tras más de dos años con estancamiento de su producto y con ajuste en el empleo. El grado de utilización de su capacidad productiva supera el 80,5%, máximo desde 2000.

Todas las fuentes de información de actividad económica dan por hecho que la crisis larvada de la industria en los últimos años (sobre todo en 2001 y 2002) ha concluido. En los dos últimos trimestres se ha registrado un sólido avance de la inversión en equipamiento, tras haber alcanzado grados máximos de ocupación de la capacidad productiva, y se ha frenado la destrucción de empleo de los últimos trimestres.

Los datos de producción industrial agregados, la recuperación del equipamiento y la estabilización del empleo recogidos en la Contabilidad Nacional, así como la recomposición de los beneficios detectada en la Central de Balances, confirman el fin de una crisis que se inició en 2001.

En la recuperación ha tenido bastante que ver el tirón de la demanda externa mundial en el último año, pese a la apreciación del euro. Pero el Banco de España advierte de la existencia de 'ciertas dudas sobre el impacto que pueden tener los actuales precios del petróleo'.

Mientras que en 2001 se produjo una caída de la producción industrial del 1,5% y en 2002 prácticamente se mantuvo estancada (aumento del 0,2%), en 2003 se registró ya un avance sustancial en la producción, con un reflejo notable en el valor añadido de las empresas industriales (superior al 5%), que se ha consolidado en los dos últimos trimestres registrados este años (segundo y tercero). Esta circunstancia ha provocado ya incluso un cambio del ciclo de la ocupación en el sector, aunque continúa con una ligera destrucción.

En las grandes empresas la destrucción de empleo sigue llegando a un 1,5%, según la Central de Balances, que recoge información de sociedades de gran tamaño. El crecimiento más consistente es el de bienes de equipo, que ya en septiembre superó el 5%, cuando un año antes estaba aún en tasas negativas

No obstante, buena parte del reequipamiento de las empresas se está cubriendo con demanda de importaciones, especialmente en el tercer trimestre del año, con una nada despreciable contribución el desequilibrio comercial.

En 2001 y 2002 la producción industrial de bienes de equipo registró descensos fuertes, del 3,7% y 4,9% respectivamente. En los últimos meses de 2004 el grado de utilización de la capacidad productiva de la industria en bienes de equipo está en el 83,1%, desconocida desde 1998, y tasa muy superior al resto de la industria. Por lo que se refiere a la inversión en bienes de equipo, en el último trimestre recogido en la Contabilidad Nacional el avance es del 9,8%, cuando hace sólo un año registraba descensos importantes.

Está contabilizando también avances importantes la producción energética, aunque está en parte distorsionada por el nivel de precios.