_
_
_
_
_
Opa

Abertis y Aena presentan una opa sobre la inglesa TBI por 779 millones

Abertis y Aena han acordado una opa amistosa para comprar TBI, la segunda mayor gestora británica de aeropuertos, que cerró el último ejercicio con unas pérdidas de 14,7 millones de euros. La operación, en la que el grupo participado por La Caixa prevé incorporar socios financieros, está valorada en 778,9 millones de euros.

Airport Concessions and development (ACDL) es la recién creada sociedad formada por Abertis (90%) y la empresa pública Aena Internacional (10%) para presentar una opa sobre la compañía británica de aeropuertos TBI.

El coste de la operación alcanza 778,9 millones de euros, que ACDL pagará en metálico, y cuenta con una prima del 21,7% sobre la cotización de la empresa el pasado 17 de noviembre. A raíz del anuncio de la operación Standard & Poors situó la calificación de la deuda de Abertis a largo plazo en AA, con 'vigilancia con implicaciones negativas', por el endeudamiento adicional que puede suponer la compra. La cotización de Abertis (participada en un 20% por La Caixa y en un 17% por ACS) cerró ayer ganando un 2,7%.

En una reunión con analistas, Abertis remarcó que la compra de TBI le generará un fondo de comercio de 330 millones. Los activos de TBI a finales de septiembre pasado sumaban 800 millones de euros, con unos fondos propios de 408 millones de euros.

La deuda neta en el primer semestre del ejercicio en curso (entre abril y septiembre) se ha situado en los 179,1 millones. TBI cerró el último año fiscal (marzo 2004) con unas pérdidas de 14,7 millones, por unas provisiones realizadas en la venta de una compañía, afirmaron fuentes solventes.

La adquisición de TBI, que también contabilizó ayer un incremento del 2,2% en la Bolsa de Londres, supone un salto importante para Abertis, que desde hace tiempo había situado la gestión de infraestructuras aeroportuarias como una de las principales prioridades de diversificación.

Hasta la fusión con Aurea no entró en este negocio, con la concesión de dos pistas en el aeropuerto de El Dorado de Bogotá (Colombia), a través de una participación del 85% en la gestora Codad.

El peso de esta infraestructura representa el 2% de la facturación de Abertis (sobre los 1.283 millones de ingresos de 2003). Con la adquisición de TBI, las ventas de esta división pasarán a representar el 17% del grupo, sólo igualadas por el área de telecomunicaciones (Tradia y Retevisión Audiovisual) y superadas por el negocio tradicional de autopistas (un 74% del total).

Aena aportará su conocimiento en la gestión aeroportuaria. El grupo público participa en la gestión de 16 aeropuertos en Latinoamérica, con unos activos de 4.155 millones y unos ingresos de 1.887 millones.

TBI es el segundo mayor gestor de aeropuertos del Reino Unido. Su principal activo es el aeropuerto londinense de Luton, donde tiene su base Easyjet y operan Ryanair y Wizz Air, de ahí que se les conozca como 'los reyes del bajo coste'.

La compañía opera también en Belfast y Cardiff, y es titular de los aeropuertos de Stockholm Skavsta (Suecia), Orlando Sanford (EE UU) y de los tres mayores de Bolivia. Además gestiona total o parcialmente aeropuertos en Albany, Atlanta, Burbank y Miami (EE UU), Toronto (Canadá) y San José de Costa Rica.

La mayoría del consejo de administración del grupo inglés recomendó ayer la oferta (29,16% del capital), mientras que un 10,23% adicional se limitó a aceptarla, según comunicó Abertis. TBI recibió hace años una oferta de compra del grupo Da Vinci, que quedó paralizada tras el 11 de septiembre de 2001. Más reciente se interesó la germana Hochtieff.

Otras alianzas

La oferta sobre TBI ha relegado a un segundo término las alianzas firmadas por Abertis con la portuguesa Brisa, la italiana Autostrade y la francesa ASF para crecer en el sector de autopistas europeo, negocio que supone actualmente el 74% de los ingresos.

Una fusión y dos ofertas en dos años

La filial de infraestructuras de La Caixa ha protagonizado una fusión y dos opas en los últimos dos años. La creación de Abertis es fruto de la unión entre Acesa y Aurea, la operación de integración más importante que se ha producido en el sector de autopistas en España.La presentación de la opa sobre TBI ha sido la primera planteada para crecer en el extranjero, sólo precedida por la presentada sobre Iberpistas en junio de 2002. La oferta sobre el grupo británico ha relegado a un segundo plano las alianzas de Abertis en el sector de autopistas.En este sentido, la compañía cuenta con acuerdos firmados con la portuguesa Brisa (con el objetivo de optar a la privatización de la sociedad pública española ENA, que finalmente no se produjo), la italiana Autostrade (con la voluntad de presentarse a privatizaciones en el centro de Europa) y la francesa ASF (acuerdo tecnológico para el desarrollo de telepeajes). Las tres alianzas siguen, aunque los lazos entre Abertis y Autostrade se han debilitado en los últimos meses con la venta de parte de las participaciones cruzadas.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_