Crudo

La OPEP afirma haber contribuido "de forma importante" a la caída del petróleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha contribuido "de forma importante" a través de sus esfuerzos en términos de producción a la reducción de un 17% en los precios del petróleo de las últimas tres semanas , según un artículo publicado hoy en su informe mensual.

El organismo señala, no obstante, en su informe mensual del riesgo de un creciente exceso de la oferta de crudo en los mercados mundiales si no se reduce el bombeo, si bien los problemas de elaboración de productos pueden mantener alto el nivel de los precios.

"Falta ver si la fuerte caída de los precios desde hace tres semanas confirma que hemos dejado atrás el pico en términos de precios", previene el artículo, que subraya que los importantes esfuerzos de los países miembros de la OPEP "han contribuido a la reciente tendencia a la moderación de los precios".

La OPEP logró elevar en octubre su producción por encima de los 30 millones de barriles diarios, tres millones más de media que en 2003, devolviendo las reservas de petróleo en los países de la OCDE.

Al mismo tiempo, los países miembros han acelerado los trabajos de ampliación de sus capacidades de producción, lo que ha ayudado a tranquilizar a los mercados. "En conjunto, estos esfuerzos han asegurado una sana situación por el lado de la oferta, y la OPEP sigue dispuesta a responder si la situación así lo exige", destaca el artículo.

A la espera del invierno

La OPEP ha prevenido sin embargo contra una nueva subida de los precios por un clima más riguroso de lo previsto en invierno, aunque esta situación mejorará a medida que las refinerías concluyan los trabajos de mantenimiento y tengan más capacidad para fabricar productos refinados.

El cártel hizo también hincapié en que la bajada de los precios depende en gran parte de la evolución del sector downstream (refino y transporte), y que esta situación deja en evidencia la "urgente necesidad" de incrementar las inversiones en este ámbito, lo que de no llevarse a cabo podría poner en peligro los esfuerzos realizados por los países productores.

"Hasta que no se haga, el mercado seguirá expuesto a los movimientos especulativos que amplifican los miedos sobre posible escasez potencial de oferta, especialmente para productos ligeros", concluye el artículo.