Adquisición

Iberdrola compra parques eólicos en España y Portugal a Gamesa por 566 millones

Iberdrola ha cerrado con Gamesa la adquisición de un total de 469 megavatios (MW) de potencia instalada en parques eólicos en España y Portugal, por un importe aproximado de 566 millones de euros. Esto convierte a la Compañía en líder mundial en el sector de las energías renovables, por encima de todos sus competidores nacionales e internacionales. Además, supera su objetivo fijado de alcanzar los 3.100 MW de capacidad instalada renovable al término de 2004.

En concreto, Iberdrola ha comprado 250 MW de potencia instalada en parques eólicos de Portugal por un importe de 310 millones de euros, que se desembolsarán según vayan entrando en servicio, un proceso cuya fecha límite es diciembre de 2007. A esto se suma un acuerdo para el desarrollo conjunto de parques eólicos en el país vecino, que comprende todas las promociones de ambas empresas, más de 1.500 MW, que no dispongan todavía de derechos de conexión ya asignados.

Asimismo, se incluyen las promociones que realice Aeolia, una sociedad lusa creada recientemente por Iberdrola junto a las empresas portuguesas Alberto Mesquita y Visabeira. La Compañía entró el pasado mes de abril en el mercado eólico portugués, tras suscribir un acuerdo con Gamesa para adquirir el parque eólico de Catefica, próximo a Lisboa, con una potencia instalada de 18 MW.

Portugal, un mercado emergente

Iberdrola considera Portugal un mercado de gran potencial y en clara expansión en el área de las energías renovables, ya que a cierre de 2003 apenas contaba con 300 MW eólicos de los 3.750 MW que se ha marcado como objetivo para 2010.

La Empresa constituyó recientemente su filial Iberdrola Portugal Electricidade e Gás, presidida por el ex ministro portugués de Economía y Finanzas, Joaquim Pina Moura, y cuyo objetivo es reforzar y ampliar su presencia en este país, para lo que diseñará un Plan Estratégico dotado de un amplio programa de inversiones.

Por otro lado, Iberdrola ha comprado en España cinco parques eólicos de 219 MW de capacidad instalada, lo que forma parte del acuerdo marco firmado con Gamesa en septiembre de 2002. Este convenio consistía en la compra-venta de 30 parques eólicos con unos 1.000 MW de potencia por un precio aproximado de 1.100 millones de euros y la adquisición por parte de Iberdrola de 1.100 MW en aerogeneradores de Gamesa.

La operación tiene un valor cercano a los 256 millones de euros para Iberdrola, coste acordado en el momento de firmar el mencionado acuerdo. El funcionamiento medio de los parques del acuerdo asciende a 2.650 horas equivalentes anuales, el 21% más que la media prevista por el documento de Planificación Energética Nacional 2002-2011.

Además, ha adquirido el 100% de la sociedad Sistemas Energéticos Entredicho, dueña del parque del mismo nombre, de 36 MW, y el 100% de la sociedad Sistemas Energéticos Goia Peñote, promotora de un parque de 40 MW. Finalmente, también ha pasado a manos de Iberdrola la sociedad Serra de Meira, que promueve una instalación de 49,3 MW de potencia. Con esta operación de compra de 219 MW, Iberdrola y Gamesa culminan al acuerdo marco suscrito en 2002 para la compra-venta de parques.