Política

Solbes no logra consensuar los cambios en el consejo del Banco de España

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, no logra desbloquear la cobertura de las cuatro vacantes que hay en el consejo del Banco de España. El catedrático Guillem López Casasnovas, propuesto por ERC para llenar el hueco dejado por Joaquim Muns (CiU), no es del agrado del PP.

La negociación para cubrir las cuatro vacantes existentes en el consejo de gobierno del Banco de España se ha convertido en un auténtico laberinto por donde circulan los intereses del Gobierno y de los diferentes partidos y se entrecruzan interferencias políticas, la mayoría de las cuales conducen al tripartito catalán. La reunión mantenida ayer tarde entre Pedro Solbes y el portavoz económico del PP, Miguel Arias Cañete, finalizó de nuevo sin acuerdo, lo que ha llevado al vicepresidente segundo a renunciar a llevar los cuatro candidatos al Consejo de Ministros de mañana viernes.

El desencuentro descansa en estos momentos en dos aspectos, según fuentes cercanas a la negociación: la negativa del PP a incorporar al consejo del Banco al catedrático Guillem López Casasnovas, propuesto por Esquerra Republicana y Convergencia i Unió, y la aspiración del mismo partido a que la vacante dejada por Eugenio Domingo Solans en el comité ejecutivo sea cubierta por uno de los dos representantes que corresponde designar al propio PP.

Fuentes de este último partido consideran que el perfil de López Casasnovas 'no responde a lo que esta institución necesita'. Este catedrático de la Pompeu Fabra está considerado como uno de los principales inspiradores de las denominadas balanzas fiscales, caballo de batalla que ha enfrentado en los últimos años a los nacionalistas catalanes con el Gobierno central en la eterna polémica sobre si Cataluña aporta al Estado más de lo que recibe.

En la intención de Esquerra y de CiU figura frenar el acceso al consejo del Banco de la también catedrática Teresa García Milá, a la que se considera muy cercana al Partido de los Socialistas de Cataluña. En este contencioso, el PSC está entre la espada y la pared, máxime teniendo en cuenta que ERC está intentando hacerse en este contencioso con el respaldo del consejero de economía de la Generalitat, Antoni Castells. La candidatura de García Milá fue propuesta por Solbes a los portavoces de ERC y CiU, Joan Puigcercós y Josep Antoni Durán, en sendas conversaciones. No obtuvo éxito.

Otro aspecto polémico es la elección del candidato a formar parte del comité ejecutivo. El PP reivindica la vacante para uno de los catedráticos que colocará en el consejo. Este partido mantiene sobre la mesa de negociación los nombres del diputado Antonio Erias, ex decano de la Facultad de Económicas de La Coruña; del catedrático de Economía Aplicada de la Complutense José María Marín y del también catedrático de Economía Ángel Luis López Roa.