Televisión

El Estado italiano constituye una sociedad como paso previo a privatizar la RAI

El Estado italiano constituyó ayer la sociedad RAI Radiotelevisione Italiana, resultante de la fusión de RAI SA y RAI Holding, como paso previo a la privatización de la televisión pública, que está previsto se inicie en la primavera de 2005. La nueva sociedad, participada en un 99,5% por el Ministerio de Economía, dispone de un patrimonio neto de 647 millones de euros y un capital social de 242 millones.

El Gobierno no ha desvelado la modalidad para vender la RAI, si la búsqueda de socios empresariales o la salida a Bolsa. El consejero delegado, Flavio Cattaneo, se ha mostrado partidario de la segunda opción, para la que asegura que el ente está preparado 'desde el punto de vista contable y empresarial'.

La privatización de la RAI es un proyecto incluido en la polémica ley de reforma del sistema televisivo aprobada en abril, que fue inicialmente devuelta al Parlamento por el Presidente de la República, que consideraba que atentaba contra el pluralismo. En el fondo subyace el hecho de que el jefe del Ejecutivo, Silvio Berlusconi, es propietario de los tres principales canales privados generalistas.