Moda

Mango fomenta el envío directo del proveedor a las tiendas

La cadena de moda Mango ha introducido una serie de cambios en su sistema logístico para agilizar el reparto y envío mercancía de modo que el 30% de las prendas van directamente desde el proveedor a la tienda, según la empresa. Con esto se evita el paso intermedio de recepción y posterior salida del centro de distribución ubicado en Barcelona.

Esta medida ha supuesto un gran cambio para la cadena, ya que desde sus inicios, en 1984, toda la mercancía que se distribuía en los puntos de venta se manipulaba desde la central. Para la consecución de este objetivo se ha desarrollado una plataforma informática basada en la tecnología place market que permite intercambiar información entre todas las partes implicadas en los procesos de envío. Esta mejora se está implementando a más países a través de operadores logísticos, después de su integración con los sistemas informáticos de Mango.