Telecomunicaciones

Tablas en la partida por el segundo operador

El penúltimo episodio en el largo proceso de constitución o reconstitución de un segundo operador de 'telecos', capaz de competir de tú a tú con Telefónica, volvió a quedar ayer en el aire. La oferta que Auna presentó el lunes por el 100% de Ono fue rechazada y no ha sido por ahora reanimada. Tampoco la pretendida propuesta de compra de Auna por un consorcio de bancos de negocio ha llegado a concretarse. 'Ni confirmamos ni desmentimos', se convirtió ayer en el estribillo que repitieron todos los protagonistas de estas operaciones cruzadas. A falta de noticias concretas, se multiplicaron las declaraciones.

Emilio Botin, presidente del Banco Santander, aseguró ayer que el banco se mantendrá 'neutral' por ahora ante la oferta de 1.050 millones lanzada por Auna sobre el 100% del capital de Ono. 'El banco es un importante accionista de Auna, somos un importante accionista de Ono. Naturalmente, somos neutrales', aseguró tras participar en el VI Foro Latibex.

La entidad financiera controla un 27,3% de Auna y un 18,3% de Ono. Botín se mostró a favor de que las dos compañías negocien una posible integración: 'Si al final estos los accionistas se ponen de acuerdo, Santander los apoyará', dijo el banquero. Fuentes de Ono se mostraron aliviadas tras conocer la declaración de neutralidad del banquero español.

Unión Fenosa y Endesa niegan haber recibido una oferta para comprar Auna

El presidente del Santander, sin embargo, eludió pronunciarse sobre si está dispuesto a vender su participación del 23,49% de Auna ante una eventual oferta de compra del total de la operadora de 'telecos' por parte de un consorcio formado por cinco sociedades de capital riesgo estadounidenses y británicas.

En este punto, las declaraciones de unos y otros eran ayer confusas y contradictorias. Mientras una fuente cercana a la presunta oferta de Apax, CVC Capital Partners, Blackstone, Providence y Carlyle por Auna aseguraba a Reuters que ellos como consorcio lo que quieren es 'el control de Auna' y manifestaron que su objetivo era hacerse con al menos el 51% del segundo operador español, otra fuente próxima a esas mismas empresas insistía en desmentir a este diario que exista ninguna oferta. 'No hay ninguna reunión prevista a corto plazo y es incierto que haya una carta entregada al Banco Santander. Esta historia va a morir en cuatro días', añadió.

Por su parte, un portavoz de Unión Fenosa aseguró a este periódico que aún no habían recibido ninguna propuesta formal de compra de Auna por el consorcio. Aclararon, no obstante, que 'si finalmente se les pone sobre la mesa, y es por el dinero que ha trascendido en prensa, 11.000 millones de euros, no lo aceptaremos'. La eléctrica explicó que con esa oferta -que supondría pagar 6.500 millones en efectivo por una empresa que tiene 4.500 millones de deuda- 'no sacaríamos ninguna plusvalía'. La compañía, presidida por Antonio Basagoiti, no quiere salir de su aventura en la segunda operadora española de telecomunicaciones, en la que tiene actualmente el 18,7% de las acciones, con lo comido por lo servido.

Otras fuentes próximas a la operación apuntaron que 'el peligro está en que Endesa pique y acepte la oferta' de los fondos, 'ya que tiene prisa por vender porque tiene grandes planes de inversión en Europa y necesita hacer caja'.

Endesa, máximo accionista de Auna con un 32,9%, no quiso ayer pronunciarse abiertamente. 'No hemos recibido ninguna oferta. Ni formal ni informal', dijo un portavoz de la compañía, quien añadió que desde la operación lanzada por las compañías de capital riesgo Blackstone, Apax y CVC Capital Partners el pasado mes de julio con una oferta de 8.000 millones por Amena (la división móvil del grupo de telecomunicaciones), 'no ha habido nada'. La misma fuente aseguró que hasta que no haya una oferta formal no harán comentarios, pero sí quisieron recordar que 'hay valoraciones de analistas sobre Auna más altas'.

Una oferta hecha sobre el valor más bajo de Auna

Expertos consultados por este diario aseguraban ayer que no tendría sentido que los accionistas de Auna vendieran la compañía a un precio de 6.500 millones con el que apenas si sacarían plusvalías. Y es que recuerdan que en diciembre de 2001, cuando el Santander, Endesa y Fenosa compraron a Telecom Italia su participación en Auna, ya se valoraron las acciones de la operadora en 7.446 millones.

En una presentación reciente de Endesa aparecen las últimas valoraciones de su participación en Auna, que sitúan el valor total de las acciones de la operadora entre 5.871 y 9.235 millones. Es decir, que si el consorcio ofreciese 11.000 millones (de los que descontar 4.500 millones de deuda) estaría en la parte baja del rango. Endesa espera plusvalías de 650 millones a 1.746 millones. En cuanto al Santander, los analistas que siguen al banco valoraban el 100% del capital de Auna en 9.500 millones. Los 6.500 millones manejados estarían fuera de la realidad.