Apagón

Un incendio en una subestación eléctrica dejan sin luz a 80.000 personas en Madrid

Un incendio en uno de los transformadores de la subestación eléctrica de Unión Fenosa en Cerro de la Plata, en el barrio de Vallecas, ha dejado sin luz a 80.000 clientes de varias zonas de Madrid y ha provocado un fallo en la subestación que la compañía Iberdrola tiene en la calle Ayala, que ha dejado de funcionar durante casi una hora, privando de luz a otros 15.000 vecinos del distrito de Salamanca.

El fuego en la estación de Unión Fenosa, donde en estos momentos trabajan los bomberos del Ayuntamiento para extinguir las llamas, ha dejado sin luz a varias zonas de la capital como Vallecas, Ventas, Prosperidad, Chamberí o Centro, según testigos presenciales. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, ha calificado de "crítica" la situación y ha recomendado a los madrileños que no salgan a la calle ni cojan el coche al no funcionar muchos semáforos en las principales calles de la ciudad.

Uno de los primeros sitios en ser afectados por el apagón ha sido la Asamblea de Madrid, donde esta tarde se celebraba un pleno. La luz se ha ido en algunas de las plantas del parlamento regional y todos los ordenadores se han quedado sin energía. A diferencia de la avería registrada en la calle Ayala, ésta no se ha solucionado aún, según el servicio de información al cliente de Unión Fenosa, que ha asegurado que el suministro se irá recuperando "por fases". De hecho, clientes de Fenosa del barrio de Prosperidad han informado que, a las 17.30 horas, ya habían recuperado el suministro.

Retrasos en el Metro y Cercanías

El apagón ha afectado al Metro de Madrid, donde se registran retrasos de más de 15 minutos en todas las líneas, según ha informado a las 17.45 horas un portavoz de la empresa. No obstante, los trenes continúan prestando servicio en todas las líneas, sin que se hayan producido suspensiones. La falta de suministro eléctrico ha complicado asimismo el tráfico en la capital: los semáforos del paseo de la Castellana, avenida de América, María de Molina y Joaquín Costa, entre otras calles, han dejado de funcionar así como el suministro eléctrico del Congreso de los Diputados.

Las líneas ferroviarias de Cercanías de Madrid C-3 y C-4 han sufrido retrasos y desviaciones de trenes a raíz del el incendio de la subestación de Unión Fenosa. Fuentes de Renfe han confirmado retrasos de 30 minutos en los trenes que circulaban por las citadas líneas, lo que ha obligado a los operarios a desviar las locomotoras hacia otros destinos. En concreto, los pasajeros que viajaban en la línea C-3 están siendo desviados a Orcasitas, mientras que en la línea C-4, a las 17,40 horas estaba suspendido el servicio entre Atocha y Villaverde. Las fuentes consultadas han asegurado que "se está recuperando la normalidad", tras unos primeros momentos de confusión en los que los sistemas de alumbrado de algunas estaciones ferroviarias se apagaron, para ser después repuesto el suministro eléctrico a través de sistemas de emergencia.

El último antecendente

El pasado 15 de julio, un incendio desatado en una subestación eléctrica de Unión Fenosa de la céntrica calle de Almadén, en Madrid, y en la que resultaron heridas cuatro personas por intoxicación, dejó 40.000 viviendas sin luz, obligó a desalojar a cientos de personas de la zona afectada y sumió parte de la capital en un caos de tráfico durante más de seis horas.