Cifras

Crédit Agricole se pone como objetivo crecer el 10% en banca privada

España es uno de los mercados con más futuro para el negocio de banca privada de Crédit Agricole. Gracias a nuevas estructuras patrimoniales internacionales que optimicen la tributación y a productos de inversión de riesgo controlado y éticos, confían en aumentar el patrimonio el 10% anual.

Para Crédit Agricole Indosuez (Calyon), uno de los principales jugadores europeos, los dos mercados con más posibilidades de crecimiento son: España y los países del Este. El grupo gestiona actualmente 36.000 millones de euros en el negocio de banca privada. De esta cifra 1.200 millones de euros (a cierre de septiembre) corresponden a España.

'El objetivo de la entidad francesa es aumentar los activos bajo gestión a mercado constante a un ritmo del 10% anual', según anuncia Gilles Serra, nuevo director general de la entidad. Matiza: 'en este incremento no se incluirían las revalorizaciones bursátiles'. Esto supondría terminar el año 2005 con 1.600 millones de euros, frente a los 1.200 actuales.

Para conseguir este objetivo Calyon va a desarrollar el negocio a través de representantes. Gilles Serrá asegura que 'no está en nuestros planes comprar negocio de banca privada de otras entidades, ya que todos los bancos que lo han intentado han fracasado'.

Son conscientes de que para conseguir incrementar sus 3.000 clientes es necesario innovar, ya que, asegura: 'en banca privada cualquier producto es mortal, llega un momento en que no sirve'.

Confía en el potencial de crecimiento del negocio a través de estructuras patrimoniales internacionales que optimicen la tributación. El nuevo director general cree que 'las grandes fortunas están dispuestas a permanecer en España si se les ofrecen figuras legales que les aminoren la tributación'.

Para su desarrollo, Calyon cuenta con un importante departamento legal europeo que analiza y busca las mejores figuras internacionales en Italia, Portugal o Luxemburgo evitando las dobles imposiciones. 'Antes era un tema de ingeniería patrimonial nacional pero ahora es un tema europeo'.

Otro baza son los fondos monetarios dinámicos y los productos de inversión gestionados con estilo VAR (valoración al riesgo). Buscan maximizar la rentabilidad con un riesgo controlado y acotado, es decir, dime cuánto estás dispuesto a perder y te diré lo que puedes ganar.

Completarán la gama de nuevos versiones de fondos garantizados. Estas alternativas de inversión está previsto que estén inscritas en la CNMV entre enero y febrero de 2005.

Otra línea de negocio en la que confían es la de fondos éticos y socialmente responsables. Ideas de nueva implantación en Europa. Fondos de inversión que invierten en compañías socialmente responsable, que respetan a sus empleados, a los accionistas minoritarios y al medio ambiente.

Calyon banca privada acaba de cumplir ahora diez años. Ha crecido bajo la batuta de Javier Ruiz de Prada, antiguo hombre de Banif, hasta alcanzar las 60 personas. Dispone de tres delegaciones en: el País Vasco, Levante y en Cataluña. Sus activos bajo gestión alcanzarán en diciembre 1.300 millones de euros. Gestiona 40 Sicav, vehículo favorito de las grandes fortunas.

Gilles Serra dirigirá la división de banca privada

El próximo 1 de diciembre Gilles Serra, de 54 años, tomará oficialmente posesión del cargo de director general de banca privada de Calyon (Corporate and Investment Bank), del grupo Crédit Agricole. Le cederá el testigo Javier Ruiz de Prada, veterano en el negocio de gestión de patrimonios donde lleva desde 1974. Primero en Banif y en la entidad francesa desde 1993.

Javier Ruiz de Prada, a sus 55 años, se acoge a un plan de jubilación diseñado tras la integración de Crédit Lyonnaise en Crédit Agricole. 'Me marcho contento, con la sensación de haber dejado un niño crecidito -refiriéndose a la división de banca privada que él creó-'. Añade: 'A Calyon he dedicado mis mejores años profesionales'. Planea montar un negocio propio.

Gilles Serra es un hombre de Crédit Agricole Indosuez, con un largo perfil internacional. Ha trabajado en once países y llega a España después de haber estado en Uruguay, Turquía, Nepal o Beirut. En España es su segunda estancia, pues fue director del Banco Indosuez en Barcelona en 1985.