Pymes

Hojiblanca entrará en aceituna de mesa tras su fusión con Acorsa

La cooperativa aceitera Hojiblanca, líder nacional en aceite virgen extra, ampliará su actividad al sector de la aceituna de mesa si prosperan las negociaciones de fusión que mantiene con la cooperativa cordobesa Acorsa, una de las primeras exportadoras españolas de este producto. Las dos empresas esperan culminar el proceso en la primavera del año que viene.

Hojiblanca continúa así su política de crecimiento a través de las fusiones cuando se cumple un año desde su integración con Cordoliva. Acorsa aportaría al grupo cooperativo unas ventas de 27 millones de euros. Con sede en Monturque, esta sociedad agrupa a siete cooperativas de primer grado y un total de 6.000 olivareros de Córdoba y Málaga, con una producción conjunta de 30.000 toneladas de aceitunas. El 95% de esta producción se vende a 62 países de todo el mundo. Acorsa, con una plantilla de cien personas, ha ido ganando mercado en los últimos años hasta duplicar su facturación en sólo cuatro ejercicios.

Según ha reconocido la empresa malagueña, si estas negociaciones llegan a buen puerto será el primer paso de Hojiblanca en la comercialización de aceituna de mesa, un producto que complementará su actual posición de cuarta aceitera nacional y primera en virgen extra. Además, se aprovechará para la venta de aceites y aceitunas la unión de los canales de distribución de ambas firmas en España y en el mercado internacional.

La nueva operación puede estar culminada la próxima primavera

Un portavoz de Hojiblanca señala que con esta operación se consolida la apuesta por la integración cooperativa que viene haciendo la empresa. 'Las cooperativas producimos un tercio del aceite mundial y esto quiere decir que si nos unimos sin visiones localistas podemos controlar el mercado'.

La prueba de los resultados de esta política es la propia Hojiblanca, que en 1997 no envasaba ni un sólo litro de aceite y hoy ocupa posiciones de liderazgo. La firma con sede en Antequera (Málaga) está integrada por 42 cooperativas de Córdoba y Málaga y factura 200 millones de euros.

En busca de nuevas alianzas para crecer

Hojiblanca es una cooperativa que rompe un paradigma en su sector: no tiene miedo a perder su identidad al fusionarse con otras empresas. Su presidente, Antonio Luque, predica con el ejemplo y en calidad de máximo responsable de la federación andaluza de cooperativas agrarias (Faeca) propone a toda su organización que apueste por la integración.

Hojiblanca considera que las fusiones son el mejor instrumento de las cooperativas para crecer y competir en el mercado con marcas propias y lejos de la venta a granel. Por eso Hojiblanca afirma que está dispuesta a estudiar nuevas fusiones con otras cooperativas siempre que se comparta su filosofía de integración completa. A este respecto admite los contactos mantenidos también con la sevillana Oleoestepa, una operación descartada por el momento.