Cifras

El resultado trimestral de las seis grandes inmobiliarias cae un 8%

Las seis grandes inmobiliarias cotizadas (Testa, Urbis, Inmocaral, Colonial, Metrovacesa y Fadesa) no han tenido un buen trimestre en comparación con los ejercicios anteriores.

El llamado boom inmobiliario registra signos de agotamiento, a juzgar por la cuenta de resultados de algunas de estas empresas. El resultado trimestral conjunto de estas compañías cayó un 8% en el tercer trimestre en comparación con el mismo periodo de 2003.

Testa, la filial del Grupo Sacyr Vallehermoso, ha sido la inmobiliaria que más ha visto caer sus beneficios en este periodo. De los 53 millones de euros de beneficio en 2003 a los 10,2 millones del tercer trimestre de 2004, es decir, un 81% menos, lo que la sitúa en la inmobiliaria con peor comportamiento del trimestre.

Sólo Urbis y Fadesa deben sus beneficios trimestrales a la venta de viviendas

La explicación que da la empresa es muy significativa: 'Las ventas totales de inmuebles en el tercer trimestre han ascendido a 41 millones de euros, un decremento del 76,74% respecto a 2003'. Los alquileres, que han subido sólo un 4,8%, no han logrado compensar unas pobres ventas de promociones, donde se apoya el grueso del negocio de Testa.

Tampoco Metrovacesa ha registrado cifras boyantes. Durante el trimestre, los beneficios de la mayor inmobiliaria por capitalización han descendido un 10%, de 48,6 millones en 2003 a 43,8 millones en 2004.

La empresa completó antes del trimestre el fuerte ritmo de desinversión emprendido a principios de año, con lo que sólo contabilizó ocho locales comerciales en Barcelona y Sevilla. Paralelamente, el negocio de alquiler (donde se apoya fundamentalmente el negocio de Metrovacesa) experimentó un parón en estos últimos meses.

Sólo Urbis y Fadesa deben su crecimiento trimestral (del 45% y 59% respectivamente) a la actividad de promoción de viviendas. Por el contrario, Inmocaral, que registró una espectacular subida del 223% en los beneficios de este trimestre, debe sus resultados a la desinversión en la cartera de inmuebles, que al mismo tiempo que le ha reportado ingresos, le ha llevado a reducir un 52,9% su patrimonio.

La vivienda de alquiler es 'escasa y cara'

El mercado de alquiler de vivienda en España es 'escaso, caro y alejado de las necesidades de los ciudadanos', según un informe elaborado por la revista Consumer, del grupo Eroski.

'En 1950, la mitad de las viviendas de nuestro país eran utilizadas en régimen de alquiler. En 1981, esa proporción había descendido hasta el 16% y en 2001 representaba un muy exiguo 11%', señala el informe.

Además, 'es muy caro' ya que acceder a un piso usado de 75 metros cuadrados costaba en 2000, según el Consejo Económico y Social, 359 euros, mientras que adquirirlo (crédito hipotecario a 20 años con un interés anual del 4%) suponía unas cuotas mensuales de 412 euros. Es decir, pagando una cuota de sólo 54 euros más al mes, la vivienda se podía comprar.

Según el último censo realizado en España en el año 2001, que cita este informe, las comunidades que disponen de mayor proporción de viviendas en alquiler son Baleares y Canarias con un 20% y un 16,8% respectivamente.