Resultados

Indra eleva su beneficio neto un 5% hasta septiembre

Indra obtuvo un beneficio neto de 67,4 millones de euros en los nueve primeros meses, lo que supone un incremento del 5% con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó hoy la compañía, que prevé cumplir todos los objetivos establecidos para el cierre de 2004, e incluso espera superar alguno de ellos.

Si se excluye el impacto de los resultados extraordinarios generados durante el ejercicio 2003, el beneficio neto ordinario habría experimentado un incremento del 21% en el periodo enero-septiembre.

Según la empresa tecnológica, esta mejora de la rentabilidad se debe al aumento del 11% del resultado neto de explotación (Ebit), con un margen operativo neto sobre ventas del 11,3%, frente al 11,1% de los nueve primeros meses del ejercicio precedente. Asimismo, las ventas totales alcanzaron los 805,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10%, gracias a los ingresos procedentes de los mercados internacionales.

Como consecuencia de la previsión positiva de la evolución de sus resultados para finales de 2004, Indra estima seguir manteniendo tasas de crecimiento relevantes y superiores al sector para el próximo año. En concreto, prevé que el crecimiento de las ventas totales se sitúe entre un 9 y 10%, y espera una mejora en los niveles de rentabilidad operativa, alcanzando un margen operativo neto mínimo de un 11,5%.

Liquidez en favor del accionista

Ante la situación financiera actual de la compañía como de las perspectivas favorables en la evolución de los negocios, el consejo de administración pretende concretar el próximo mes de enero de 2005 fórmulas de aplicación de parte de la liquidez con que cuenta la compañía en favor de los accionistas, según indicó Indra.

Igualmente, añadió en un comunicado que esas fórmulas tendrán en cuenta en todo caso las oportunidades de adquisiciones que se están explorando. No obstante, ratifica el mantenimiento de su política de dividendo ordinaria, que implicará abonar en 2005, con cargo al ejercicio 2004, un importe equivalente a un 'pay-out' mínimo del 35%.