Banca

Las cajas descartan un aumento de la morosidad al menos hasta junio

Las cajas prevén que la morosidad seguirá reduciéndose hasta el primer semestre de 2005 al mantenerse la creación de empleo y la actividad económica, lo que compensará una posible subida de tipos de interés. En un informe realizado por el sector se destaca que el crédito inmobiliario es el único que reduce sus activos dudosos.

A pesar de los reiterados mensajes del Banco de España para que las entidades financieras mantengan los actuales niveles de dotaciones para insolvencias, el sector, y más concretamente, las cajas de ahorros prevén que las tasas de morosidad 'seguirán descendiendo' y que se mantendrá esta baja 'durante el primer semestre de 2005'.

Esta es una de las principales conclusiones recogidas en el último análisis que ha realizado la CECA sobre la morosidad en las cajas presentado en el último consejo de la confederación.

Las cajas basan sus expectativas en el mantenimiento de la creación de empleo y de la actividad, que compensarán los probables alzas de los tipos de interés.

Sólo el crédito de otras actividades productivas presenta una 'clara desaceleración'

Explican, de hecho, que durante los ocho primeros meses del año la tasa de morosidad del sector continúo su tendencia descendente con mínimos históricos, con la única excepción de febrero y agosto.

Las cajas señalan que la reducción de la tasa de morosidad se debe principalmente al elevado ritmo de crecimiento del crédito, ya que el incremento de los activos dudosos se mantiene estancado.

En el informe se destaca que de las 46 cajas de ahorros 33 rebajan su tasa de morosidad del sector privado, apreciándose también una disminución de la dispersión al descender considerablemente las tasas más elevadas.

Por sectores de actividad destaca que sea el crédito al sector inmobiliario el que, a pesar de ser el que más crece (a ritmos superiores al 20%, aunque se ha frenado ligeramente su expansión respecto al año anterior), sea el único que reduce su volumen de activos dudosos.

El análisis de la CECA señala que así se corrige 'el atípico crecimiento del último trimestre de 2003', consecuencia, justifica el informe, 'del comportamiento aislado de algunas cajas'.

De hecho, la tasa de dudosos del sector inmobiliario se reduce hasta junio (último dato que analiza el informe) hasta el 0,37%, siendo del 0,29% la tasa de morosidad de la adquisición de vivienda. Este porcentaje llama más la atención si se tiene en cuenta que la tasa de morosidad de las cajas en todas sus actividades es del 0,65% en julio.

En el resto de sectores, por el contrario, aumenta el volumen de dudosos, pero el índice de morosidad disminuye al final como consecuencia del crecimiento de la inversión. Aunque siguen superando el 1%.

Destaca el hecho de que este repunte de los dudosos supone un cambio en la tendencia descendente que se venía registrando hasta ahora en el sector.

En este informe las cajas califican de relevante la tendencia seguida por el sector servicios, que en marzo llega a superar al sector inmobiliario en crecimiento del crédito, aunque posteriormente baja ligeramente su acelerado ritmo de crecimiento para situarse en junio en una subida interanual del 18,5%.

El crédito concedido a otras actividades productivas es el único que presenta 'una clara desaceleración', con una tasa interanual para junio muy alejada del resto, del 6,7%.

Por sujetos destaca la ligera subida en 19 milésimas de punto desde diciembre de la tasa de morosidad de las Administraciones Públicas, ya que es la única que crece dentro de esta clasificación. De cualquier forma, continúa el estudio, su morosidad se encuentra en un nivel muy bajo, 0,062% en junio.

La dotación de las hipotecas, la más penalizada con las NIC

Fuentes de las cajas destacan el hecho de que sea el crédito al sector inmobiliario el único que presenta en el semestre una caída de sus activos dudosos. Y es la cobertura de su morosidad la que se encuentra más penalizada en el borrador elaborado por el Banco de España sobre las nuevas normas de contabilidad. Todas las fuentes consultadas explican que con la entrada en vigor en enero de las NIC las provisiones del crédito hipotecario será mucho más estricto que en la actualidad. Aseguran que a pesar de que se flexibilice la dotación genérica al unirse con el Foncei, la específica se endurece, y sobre todo la correspondiente a la vivienda, ya que se deberá dotar sus activos dudosos en un 3% del crédito a los tres meses de detectarse, frente a los tres años en los que se fija ahora. Con esta norma se pretende que las entidades endurezcan más la concesión de hipotecas, explican fuentes financieras.

Tienen cubierto el 77,1% del fondo estadístico

Las cajas contaban hasta agosto con un índice de cobertura de su morosidad del 327%. De hecho, explican que el fondo estadístico (el anticíclico), conocido como Foncei, se encuentra ya cubierto en las cajas en un 77,1%. De las 46 cajas existentes 17 de ellas ya lo tienen cubierto en su totalidad. Este fondo, que una vez que entre en vigor en enero las nuevas normas de contabilidad (NIC) se sumará a las provisiones genéricas, es el que más crece en el primer semestre: 567 millones de euros, esto es un 18%. Este fondo ya ha superado a la cobertura genérica (vinculada al crecimiento del crédito) al situarse su saldo en las cajas en 3.723 millones, frente a los 3.495 millones de la genérica. La provisión específica se mantiene estable, con 1.650 millones. Las cajas tenían a junio provisiones para insolvencias de 8.985 millones de euros, un 10% más que en diciembre y 147 millones de euros de exceso.