Elecciones en EEUU

Los analistas descartan un impacto en el petróleo

El petróleo seguirá caro, independientemente del resultado de las elecciones en EE UU. 'El mercado ha estado este año muy condicionado por los titulares informativos y las elecciones son sólo una de estas noticias', apunta John Waterlow, de Wood Mackenzie. Los analistas creen que los comicios 'tienen un impacto escaso'. No obstante, se da por descontado que habrá fluctuaciones en los próximos días.

A medio plazo, las expectativas son de retorno hacia un precio más 'normal'. Pero no hay que engañarse: la normalidad pasa ahora por rangos de 36 a 45 dólares por barril. Por encima del promedio de los últimos doce meses.

'El impacto de las elecciones será limitado', apunta Rick Mueller, de Esai. Uno de los asuntos centrales para el mercado es la inestabilidad en el golfo Pérsico y, en ese aspecto, Mueller puntualiza que 'en la práctica, Bush y Kerry llevarían a cabo una política muy similar en la zona'.

Indicios positivos

La buena noticia para los consumidores es que 'hay indicios en los fundamentos del mercado que apuntan a una corrección de los precios de aquí a la primavera', anticipa Jacobo Peñaranda, de Barclays Bank. Los factores son una reconstrucción generalizada de reservas y el descenso del consumo, especialmente por parte de China, un país cuya influencia económica es cada vez más decisiva a nivel mundial.

De momento, el barril de crudo Brent cerró ayer en Londres por debajo de los 46,6 dólares, un 9,9% menos que hace una semana.