Caso Yukos

Desestiman la demanda Yukos para invalidar la reclamación fiscal de 2001

El Tribunal de Arbitraje de Moscú ha desestimada hoy la demanda presentada por la petrolera Yukos, amenazada de quiebra, para invalidar el 7% de la reclamación fiscal correspondiente al 2001 (2.733 millones de dólares).

Este porcentaje representa una suma de 190 millones de dólares, que la petrolera debería pagar sin falta en un plazo de cinco días, según ha informado la agencia Interfax.

El Tribunal tramitó a mediados de septiembre pasado la demanda interpuesta por la fiscalía rusa contra Yukos por valor de 1.400 millones de dólares en concepto de multas por impago de impuestos del 2001.

Mientras, el fisco ruso mantiene que la petrolera debe pagar con intereses estas deudas del 2001, la compañía ha impugnado todas estas reclamaciones fiscales. "Estas reclamaciones son ilegales. Otras compañías han utilizado los mismos esquemas para la optimización de impuestos y no han tenido ningún problema", ha asegurado el director financiero de la petrolera, Bruce Misamor.

El Servicio Federal de Impuestos de Rusia ha descongelado esta semana las cuentas bancarias de la petrolera para que pueda saldar su deuda con el fisco correspondiente al 2000.

De esta forma, la petrolera podrá pagar en los próximos días los 3.413 millones de dólares que el Estado le exige en concepto de evasión de impuestos por este ejercicio fiscal.

Yukos tiene en sus cuentas unos 350 millones de dólares, cantidad suficiente para pagar su deuda del 2000, tras haber devuelto ya 3.200 millones.

La auditoria de 2002 se desvelará en los próximos días

Por otra parte, el Servicio Federal de Impuestos hará pública en los próximos días la auditoría correspondiente al 2002, cuya suma ebería ser similar a los débitos del 2000.

El presidente del Consejo de Directores de Yukos, Víctor Geraschenko, ha cifrado en 5.000-6.000 millones de dólares la suma que el ministerio de Impuestos podría reclamar a la compañía tras completar las auditorías fiscales correspondientes al 2002 y 2003.

Las autoridades rusas subastarán antes de finales de año Yuganskneftegaz, filial que aportó el 62% de la producción de Yukos en el 2003, con el objetivo de saldar todas las deudas de la compañía con el fisco.