Resultados

Iberia ganó un 52,1% más en los primeros nueve meses del año

Iberia obtuvo un beneficio neto de 166,6 millones de euros de enero a septiembre de este año, lo que supone un incremento del 52,1% con respecto al mismo periodo de 2003. Su presidente, Fernando Conte, auguró resultados muy positivos para finales del ejercicio durante la presentación de sus cuentas trimestrales. Pese al precio del petróleo la aerolínea espera cerrar 2004 con un beneficio estimado de 200 millones de euros.

Según el comunicado remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Iberia ingresó 3.589 millones de euros en este periodo, lo que supone un aumento del 4,4% con respecto al año anterior. Los resultados ordinarios crecieron el 31,7% al situarse en 189,3 millones de euros, mientras que el margen del Ebitda (beneficios antes de amortizaciones e impuestos) fue un 16,1%.

Los ingresos por pasaje aumentaron hasta septiembre un 4,2%; los ingresos de carga, un 6,1%; el servicio del handling, un 11,4%, mientras que los ingresos por mantenimiento disminuyeron un 0,2%. En los nueve primeros meses Iberia mantuvo una cuota de mercado del 54,1% en los vuelos domésticos, un 37,1% en los trayectos desde España a Europa, y un 17,1% en los destinos Latinoamericanos.

La escalada en los precios del petróleo continuó afectando negativamente a los costes operativos de la aerolínea. Crecieron en estos nueve meses un 3,6%, con un aumento del 10,6% en el gasto del combustible y un 7,2% en las tasas de navegación y derechos de tráfico aéreo.

Beneficios anuales de 200 millones

El presidente de Iberia, Fernando Conte, anunció que la empresa obtendrá unos resultados ordinarios a finales del 2004 de 200 millones de euros. En su exposición ante la prensa sobre las perspectivas de cierre de este año, destacó que se espera una ligera mejora de la tendencia de los ingresos unitarios para el último trimestre del año, a la vez que se mantendrá la reducción de costes pese a la evolución del precio del combustible.

Plan Director

La reducción de costes incidirá decisivamente durante el año 2005 a través de la aplicación del Plan Director (2003-2005) con el objetivo de llegar a un ahorro de entre 350 y 450 millones de euros, en base a la mejor utilización de activos, a los costes de personal, a los costes comerciales, al servicio a bordo y a otros costes.

Para el futuro y hasta la finalización de esta plan, Iberia va a cerrar nuevos acuerdos laborales -en la actualidad se está negociando con los sindicatos un nuevo convenio- que se basen en la productividad y la flexibilidad. La compañía va a realizar una simplificación del producto a corto y medio radio, una mejora de los tiempos de rotación y una reducción e gastos generales y de estructura.