Televisión

Antena 3 y Telecinco cierran la peor semana en dos meses

Antena 3 y Telecinco han perdido un 3,4% y 2,8% en la semana. Es el peor balance en el periodo para las dos compañías desde agosto pasado. La fuerte revalorización que acumulan desde su salida a Bolsa y el hipotético cambio en el panorama regulatorio del sector son los motivos del descenso.

La euforia compradora sobre Ante 3 y Telecinco se ha enfriado de repente. Las dos televisiones han cerrado la semana con descensos del 2,79% y 3,42%, que significan, a su vez, los peores balances conseguidos en el periodo desde agosto pasado. El mercado, así, ha ensombrecido la trayectoria de las dos empresas, pero sólo en parte. Antena 3 y Telecinco se encuentran cotizando en zona de máximos históricos.

Precisamente éste ha sido el principal motivo para que la venta de acciones haya hecho acto de presencia de forma tan notoria. Después del aluvión de informes favorables sobre los dos valores, Société Générale ha iniciado un cambio de tono. De hecho, acaba de bajar la recomendación de Antena 3 desde mantener a vender y la de Telecinco a mantener desde comprar. No obstante, a juicio de otras firmas de inversión, el camino que han de recorrer Antena 3 y Telecinco todavía es alcista. Por ejemplo, Merrill Lynch emitió un informe a principios de mes en el que otorgaba un objetivo a Antena 3 de 60 euros.

El inversor, además, ha encontrado una excusa para vender en el hipotético cambio sobre la normativa del sector y, por ende, del panorama televisivo en un momento en el que ambas cadenas están explotando la mejora de la publicidad. Algunos rumores de mercado han apuntado a Sogecable podría ser una de las candidatas y el mercado se ha hecho eco de ello. La empresa ha subido en las últimas cinco sesiones un 1,90% y su accionista Prisa, el 3%.

El sector de medios de comunicación ha disfrutado a lo largo de estos meses de una mejora de los ingresos por publicidad. En Europa las empresas que cotizan en el Stoxx acumulan una ganancia del 2,41% desde enero. Sin embargo, la percepción del negocio para el próximo año no parece ser tan positiva. Si se confirma la desaceleración económica, 2005 podría convertirse en un ejercicio de desaceleración en el sector publicitario y, por tanto, en el de medios de comunicación.