Venta

Indra trata de vender en la UE su 'guerra electrónica'

Indra entregó ayer su primer sistema de defensa electrónica para la Armada alemana, que será instalado en fragatas de la clase K-130. Se trata de la primera venta internacional de este sistema, una adaptación de otro desarrollado por Indra para la Armada española.

El producto es el primero de un lote de cinco que se contrataron en julio de 2003. El contrato está valorado en 20 millones de euros y la compañía española espera incrementar esa cifra dadas las previsiones del ejército alemán de construir 14 fragatas más. Una filial de EADS ha colaborado en la operación.

Regino Moranchel, consejero delegado de Indra, señaló en un encuentro con periodistas posterior al acto de entrega del sistema que la compañía está negociando la venta del producto con otros países europeos. El directivo indicó que han existido 'conversaciones con otros países' y desatacó que la venta a Alemania puede servir de reclamo para que otros países europeos compren este sistema.

INDRA 7,71 -0,96%

Las acciones de Indra subieron ayer un 0,44%. El valor ha sido el más alcista de la semana, con un avance del 3,62 %.