Cifras

Los resultados de Iberdrola crecen un 13% pese a la subida de los combustibles

Iberdrola registró un beneficio neto de 853,7 millones en los nueve primeros meses del año, un 13,2% más que el año pasado. La subida del precio del Brent redujo el margen bruto de la generación el 1,2%, que se ha compensado con contratos flexibles en la compra de gas y la fortaleza del euro.

Iberdrola suma ya el 33% de la capacidad instalada en la península, con 2.700 MW de potencia, que se convertirán en 3.000 MW a finales de año y en 5.500 MW en 2008, según sus previsiones. La incorporación de sus nuevos ciclos combinados y de instalaciones de energías renovables, especialmente en México, han hecho posible un crecimiento de la producción del 13,2% (un 86% en el exterior) entre enero y septiembre.

La compañía que dirige Ignacio Sánchez Galán considera que su apuesta en el negocio energético, fundamentalmente en España, se ha reflejado en una cuenta de resultados que arroja un aumento del beneficio operativo bruto del 9,1% (2.134 millones de euros), y del 12% del operativo neto (1.476 millones). El resultado neto subió, por su parte, un 13%, hasta 853,7 millones.

Pese a la caída de los precios del mercado mayorista de electricidad (un 10% inferiores a los del mismo periodo del año pasado, aunque han repuntado en septiembre); del alza de los precios del petróleo y del mal año hidráulico, las ventas de la compañía crecieron un 7%. El encarecimiento del precio de los combustibles redujo el margen bruto de la generación un 1,2%, hasta 1.330 millones.

IBERDROLA 9,58 -0,46%

Sin embargo, según la empresa, los precios del gas se han mantenido en el último trimestre en línea con el resto del año (26 euros MWh., que se acerca ya al del carbón, a 23,3 euros). Además, el problema se ha mitigado gracias a la fortaleza del euro. Iberdrola considera que la flexibilidad de sus contratos de gas take or pay permite que la subida del crudo no repercuta inmediatamente en el del gas. Las centrales de ciclo combinado de la eléctrica aportaron al beneficio operativo 38 millones de euros y suponen ya el 12,3% de su producción total. Según la compañía eléctrica, el factor de carga de las centrales de gas (un 64%) se acerca ya al de las de carbón (69%).

Por negocios, el que más crece es el de renovables, un 45,6% y la comercialización de electricidad y gas, un 21%. Iberdrola tiene un 38% de la cuota del mercado liberalizado y un 40% de la energía distribuida en la península.

Las inversiones hasta septiembre ascendieron a 1.430 millones, en un 80% en España y destinadas sobre todo a generación. La deuda financiera ascendió a 10.557 millones, 219 millones más que en diciembre, mientras que el apalancamiento se situó en el 54,7%, frente al 55,8% de finales de 2003.

La demanda de la eléctrica aumenta un 42% desde 1998

Ante la futura reforma del sistema de retribución de la distribución eléctrica, Iberdrola recuerda que desde que se aplica este modelo, 1998, los mercados en los que ella opera han registrado los mayores incrementos de la demanda del sector, el 42,3%. Iberdrola subraya el dato porque, en su opinión, la nueva retribución debe tener en cuenta las inversiones, la demanda y la calidad del suministro. El coste medioambiental que va a producir la aplicación del Protocolo de Kioto y la mejora del pago a la distribución 'caben en la tarifa', aseguran en la empresa. Pero, eso sí, 'absorbiendo los Costes de Transición de a Competencia'.

Sobre las asignaciones de derechos de emisión por instalaciones, que el Gobierno negocia en estos momentos con las empresas, en Iberdrola aseguran que 'el que se den o no derechos no determinará el que las plantas vayan a funcionar o no'. En su opinión, 'los derechos son una compensación económica, por lo que el Gobierno puede condicionar el futuro'.