Bolsa

El presidente de Telvent estima positivo el estreno en el Nasdaq pese al recorte

'Elegimos el Nasdaq porque es un mercado más alineado con nuestra estrategia y cumplimos la previsión de dejar el 80% de la suscripción en manos de inversores estadounidenses', ha contado a Cinco Días el presidente de Telvent GIT, Manuel Sánchez Ortega. La filial de Abengoa acaba de debutar en el mercado tecnológico neoyorquino, donde colocó el pasado jueves 8,7 millones de acciones ordinarias.

El directivo reconoce que llegó a barajar la cotización en el parqué madrileño, 'pero debíamos estar donde están nuestros competidores'. El precio por título comenzó a negociarse en nueve dólares, un 33% menos de lo que marcaba la banda media orientativa, a pesar de lo que el responsable de Telvent está satisfecho.

'Este es un momento que hay que vivir con felicidad. Nuestra acción tendrá recorrido al alza desde los nueve dólares y será el mercado el que nos coloque donde nos merecemos', argumenta Sánchez.

Buena parte de los 61,8 millones ingresados tras la operación, diseñada durante un año y medio, irán destinados a la expansión en EE UU, donde Telvent ya cuenta con una delegación.

Sánchez Ortega, llamado por la Audiencia Nacional, como imputado por la operación de compraventa de Xfera por parte de Abengoa, estima que la lupa de la SEC no pesará sobre su futura gestión.

'Hemos de separar la salida a Bolsa de los temas de la Audiencia. Además, somos parte de un grupo que nos impuso hace mucho tiempo criterios de buen gobierno e Incluso hemos renunciado a una serie de ventajas en esta materia que la SEC ofrece a las cotizadas no estadounidenses'.

En cuanto a la participación de Abengoa, que mantiene un 63,4% del capital de su filial tecnológica, Sánchez cree que la firma que preside tiene un interés estratégico a largo plazo para el grupo industrial andaluz.

"Green Shoe"

Los bancos colocadores que participaron en la colocación de Telvent tienen una opción de compra, durante un mes, de un paquete de 1,3 millones de acciones. El presidente, Sánchez Ortega, asegura que su estrategia no depende de que lleguen nuevos ingresos.