Indices

La rentabilidad del bono de EE UU cae a niveles de abril

La rentabilidad de los bonos de EE UU, Alemania y España continúa por debajo del 4%, son los niveles más bajos en 8, 7 y 16 meses. Los analistas no descartan que la Reserva Federal ralentice la subida de tipos de interés tras el impacto de la subida del crudo en la economía.

Los mercados de renta fija son siempre un termómetro de la economía. La evolución que están siguiendo los de Estados Unidos es especialmente significativa. La rentabilidad de los bonos, que evoluciona a la inversa que el precio, ha dibujado una montaña rusa en el año. En junio llegó a estar al 4,872%, justo cuando la Reserva Federal aprobó la primera subida de tipos de interés del año. Dicha rentabilidad ha pasado a ser ahora del 3,976%, que es el nivel más bajo desde abril.

La actitud de los inversores ha cambiado conforme lo va haciendo el escenario económico. Comentaban ayer algunos analistas que la rentabilidad de los bonos está reflejando cómo los altos costes energéticos frenarán el crecimiento económico.

El comportamiento que sigue la deuda estadounidense está teniendo fiel reflejo en Europa. El bono español colocó la rentabilidad en mínimos de junio de 2003 (3,875%).

Con respecto a la deuda alemana, cuya rentabilidad estaba ayer en el 3,867%, ABN Amro espera que pueda colocarse en el 4,26% a finales de año. Jason Simpson, estratega de la firma de inversión, explicó a Bloomberg que 'el euro ha tocado los 1,26 dólares mientras que los ministros de finanzas europeos sugieren que una moneda fuerte puede poner freno a la inflación al mismo tiempo que amortigua el impacto de un crudo alto. Esto es positivo para el bono', dijo

Las previsiones de ABN Amro apuntan a que los tipos en EE UU se sitúen en el 3,25% en agosto de 2005, frente al 1,75% actual.

Por otro lado, Goldman Sachs ha incrementado su exposición en renta fija europea al 33% desde el 26% de antes, 'ya que ofrecerá más valor que el bono de EE UU o Japón. La diferencia entre la rentabilidad del bono alemán y el estadounidense ha sido de 12 puntos este mes. En los últimos 10 años esta diferencia ha sido 33 puntos básicos, según Bloomberg.

El euro atraviesa la segunda mejor racha del año

La primera fue en enero, cuando encadenó nueve subidas que le hicieron marcar los primeros máximos históricos y que batió un mes más tarde. La moneda única ha sumado con la de ayer siete avances que han colocado la paridad frente al billete verde sobre las 1,2627 unidades. El euro se ha fortalecido gracias a la debilidad que ha mostrado la economía estadounidense. De hecho, ayer la cotización de la divisa estuvo más agitada en el momento en el que se publicaron las peticiones de subsidio de desempleo que resultaron por debajo de lo esperado, y el indicador de indicadores de septiembre, que cayó por cuarto mes consecutivo. Estos datos sugieren que los elevados costes de energía y la lenta creación de empleos pueden limitar el crecimiento económico.

Mientras tanto, los ministros de finanzas europeos han mostrado estar muy positivos. 'Una divisa fuerte es mejor cuando el precio del petróleo está alto', comentó Nicolás Sarkozy, ministro de finanzas de Francia, a la salida de una reunión que mantuvo con sus homólogos en Luxemburgo.

JPMorgan cree que parte de la caída del dólar obedece también a la proximidad de las elecciones presidenciales. 'En los últimas ocho referéndums el dólar ha caído con fuerza semanas antes de conocerse el resultado', dijeron los analistas.