Farmacia

Sanidad actualizará las deducciones de las oficinas

El Gobierno presentará en las próximas semanas su Plan Integral de Política Farmacéutica, en el cual incluirá actualización de la normativa que regula la escala de devoluciones de las farmacias y que busca favorecer especialmente a aquellas que cuentan con pequeños volúmenes de facturación

El subsecretario del Ministerio de Sanidad y Consumo, Fernando Puig de la Bellacasa, ha reiterado que su departamento contemplará dentro del Plan Integral de Política Farmacéutica una actualización de la escala de devoluciones que desde la Administración se viene aplicando a las oficinas de farmacia a través del Real Decreto 5/2000, relativo a la contención del gasto farmacéutico público.

'Procederemos próximamente a la actualización de este real decreto, revisando la vigente escala de deducciones a las farmacias según el volumen de ventas como criterio básico, favoreciendo especialmente a las de pequeños volúmenes de ventas y, por tanto, equilibrando las aportaciones del sector al Sistema Nacional de Salud', aseguró el subsecretario de Sanidad, Fernando Puig de la Bellacasa, durante el acto inaugural del XIV Congreso Farmacéutico Nacional, que se clausura hoy en Alicante.

Esta actualización, junto con las devoluciones impuestas a la industria farmacéutica a través de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2005, permitirán, según Puig de la Bellacasa, situar las relaciones del Estado con cada uno de los agentes de la cadena de valor del medicamento -industria farmacéutica, distribución y oficina de farmacia- en 'un contexto más adecuado al papel de cada uno de ellos'.

'La implantación de la receta electrónica permitirá un uso racional de fármacos'

El Plan Integral del Política Farmacéutica, que se presentará en unas semanas, incluirá además iniciativas para potenciar el papel de la oficina de farmacia en la detección del uso fraudulento de sustancias empleadas en el dopaje. 'Se pondrá en marcha un registro de trazabilidad de estos productos para conocer su evolución desde el fabricante hasta la oficina de farmacia o el hospital -afirmó-, así como para crear una red de alertas para cuando se supere un límite determinado de distribución'.

Por otra parte, según manifestó el subsecretario del Ministerio de Sanidad, se creará desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) un sistema de información independiente sobre los medicamentos que están disponibles en el mercado.

Otra de las medidas incluidas en el programa de política farmacéutica del Ejecutivo será la implantación definitiva de la receta electrónica, proyecto que, para el número dos de Elena Salgado, 'permitirá un consumo de medicamentos racional, ayudará al seguimiento de los tratamiento, favorecerá que el consumo de fármacos sea más ajustado a las necesidades del paciente y evitará el almacenamiento de medicamentos en los hogares españoles'. Finalmente, Puig de la Bellacasa aseguró que todas estas medidas, entre las que se incluye también la lucha contra la automedicación y la financiación selectiva de medicamentos, han sido consensuadas a través de un centenar de encuentros con los laboratorios, la distribución farmacéutica, las oficinas de farmacia y las asociaciones de pacientes.

Por su parte, el director general de Farmacia y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, José Martínez Olmos, señaló durante el Congreso que el sistema de precios de referencia de los medicamentos impulsado por el anterior Gobierno del Partido Popular ha supuesto un ahorro para el sistema de unos 250 millones de euros, frente a los 400 previstos para el presente ejercicio.

Tras lo que considera un impacto 'menor de lo previsto' de las medidas anteriores, Martínez Olmos apostó por 'reflexionar' para poner en marcha un sistema que genere ahorro pero 'sin asfixiar a compañías concretas'.

Consenso autonómico

El Congreso Nacional Farmacéutico también sirvió para reunir a responsables sanitarios de varias autonomías. Mantuvieron estos una diferente visión sobre qué estrategias son las más adecuadas para llevar a cabo una eficaz política farmacéutica. Así, mientras que Antonio Peinado, secretario general del Servicio Andaluz de Salud, insistió en los beneficios de romper el Pacto con Farmaindustria, el subdirector de Farmacia de Cataluña, Joan Serra, recordó la aportación que la industria realiza a la I+D.

En lo que todos coincidieron fue en la necesidad de recuperar el consenso en el Consejo Interterritorial de Salud, que no acaba de despegar debido a las diferencias entre las comunidades gobernadas por PP y PSOE. De hecho, Marciano Gómez, secretario autonómico para la Agencia Valenciana de la Salud, cree que tanto el Gobierno como las CC AA tienen 'la capacidad de dialogar y llegar a acuerdos' en este órgano de coordinación autonómica, algo 'imprescindible para cohesionar el Sistema Nacional de Salud.