Telefonía

La era digital reinventa la fórmula del 'walkie talkie'

Imagínese un teléfono móvil que funciona como un walkie talkie. Ya existe. Motorola, Nokia, Siemens y Sony Ericsson cuentan ya con varios terminales equipados con una tecla específica para establecer una comunicación instantánea con uno o con varios interlocutores a la vez. Basta que el usuario pulse en ella para que su mensaje de voz les llegue, ya que el terminal avisa de quién de sus contactos está conectado.

Esta nueva tecnología, ya disponible comercialmente en Estados Unidos, Latinoamérica y Asia, atrae ahora a las operadoras europeas, que encuentran en el push to talk (pulsar y hablar) una nueva gallina de oro. Se trata de un servicio complementario a las llamadas de voz y a los mensajes de texto con el que pretenden impulsar sus ventas.

La falta de un estándar que permita la interoperabilidad de los distintos terminales que los fabricantes están produciendo es una de las razones por las que esta tecnología es todavía una desconocida en el Viejo Continente. Sin embargo, Siemens, Sony Ericsson y Motorola están trabajando en un estándar que está previsto que se apruebe a finales de este año por la Open Mobile Alliance (OMA). La intención es que usuarios ubicados en distintas partes del mundo puedan ponerse en contacto, con lo que están ofreciendo sus modelos a operadores de GSM y CDMA.

Pero también la indecisión de las operadoras obedece a que dudan todavía sobre que sistema de cobro implantar. 'Los operadores europeos no saben por qué sistema decantarse', explica Mike Koenig, responsable mundial de PTT de Motorola. Una opción es ofrecer una tarifa plana, una fórmula por la que se han inclinado Nextel y Verizon en Estados Unidos, u optar por cobrar una pequeña cantidad, inferior al coste de un SMS, cada vez que el usuario realice una pulsación, explica Koening.

Nacho Prada, responsable de soporte técnico de Sony Ericcson, también comparte esta opinión. 'Europa funciona de otra manera a EE UU, con lo que la facturación del servicio es uno de los temas que más deben pulirse', indica. Y para definir en qué estrategia debe basarse su sistema de cobro, primero deben decidir si el servicio se ofrece a todos los usuarios o a grupos específicos.

Los fabricantes de móviles lo tienen claro. Es un servicio que atrae tanto a empresas como al usuario residencial, ya que satisface todo tipo de necesidades al permitir la comunicación instantánea entre diversos interlocutores.

A España, más tarde

La respuesta de las tres operadoras españolas es unánime. Están interesadas en ofrecer a sus clientes productos Push to talk y los están probando, pero no tienen aún una fecha concreta para lanzarlo. Fuentes de Amena aseguran que ofrecer servicios PTT 'es un proyecto que está en el laboratorio'. Estiman que el servicio tardará en llegar a España. Esta visión también la comparten en Vodafone, donde aseguran que 'los servicios PTT se encuentran dentro de su estrategia de grupo pero no se prevé ofrecerlos a corto plazo'. Desde Telefónica Móviles, que ofrece el servicio en Latinoamérica a raíz de la compra de las filiales de Bellsouth en el continente también señalan 'que no se ha tomado aún ninguna decisión'. Seppo T. Kari, director de marketing tecnológico de Nokia, que trabaja con 17 operadores en EE UU, prevé un uso masivo para 2006. Su idea es adaptar al estándar algunos modelos a la venta ya en EE UU.

El sistema

¿Instantáneo?

El tiempo necesario para establecer la conexión es superior al de una llamada de voz, pues tarda unos cuatro segundos. Las operadoras codifican la voz sobre IP, el paquete de datos los recibe un servidor, que se encarga de replicarlos y posteriormente llegan al teléfono. Tras la conexión, el intercambio de mensajes se produce con un segundo de retraso. El gran reto es reducir el pequeño desfase al mínimo.

Sin limites

Técnicamente ninguna comunicación efectuada a través de la pulsación tiene un límite de tiempo concreto. Es la propia operadora quien tiene la potestad de poner fin a la comunicación si considera que se está haciendo un mal uso del servicio. Por otro lado, la duración media de una conversación es de unos 30 segundos de media.

Interacción

La comunicación a través de los sistemas de pulsar para hablar puede realizarse entre dos usuarios o desde un terminal a una lista de más de 50 contactos, según Motorola. De todas maneras, el fabricante de terminales asegura que aproximadamente el 86% de las comunicaciones se realizan entre dos interlocutores, mientras que en el 14% restante de las comunicaciones es uno de ellos quién toma la iniciativa y se comunica con el resto del grupo. Los distintos miembros del colectivo también pueden hablar entre sí.

Privacidad

De la misma manera que un sistema de mensajería instantánea o un chat permiten al usuario estar o no visible para sus contactos, los móviles que ofrecen PTT dejan que el usuario pueda aparecer como desconectado aunque tenga el móvil encendido. La presencia puede desactivarse sin apagar el terminal. Cuando el usuario decide estar operativo para el resto, sus contactos reciben un mensaje advirtiendo que está conectado.

Coexistencia pacífica de la oferta

Las operadoras pueden respirar tranquilas. Los servicios de push to talk no son una competencia para su oferta tradicional, las llamadas de voz y los mensajes cortos. Son un jugoso complemento con el que animar ventas. 'Cada tipo de comunicación da respuesta a una necesidad concreta, ninguna de ellas sustituye a la otra', indica Santiago Álvarez, director técnico del área de PTT en Motorola España. El directivo hace un paralelismo con la mensajería instantánea y el correo electrónico. 'Son sistemas que coexisten, la llegada de uno no supuso que el otro dejara de utilizarse', asegura. Según datos de Motorola, aproximadamente el 30% de las comunicaciones que se inician a través de PTT finaliza en una conversación telefónica. Llamadas de voz, que según explica, no se hubieran producido sin la comunicación previa mediante pulsaciones. 'Hay operadoras reticentes a implantarlo porque creen que perderán tráfico de voz, sin embargo está comprobado que los clientes llaman más', dice Mike Koenig, el máximo directivo a nivel mundial de PTT de Motorola.

El responsable de soporte técnico de Sony Ericsson, Nacho Prada, aporta cifras de la buena marcha en Estados Unidos de Nextel, la operadora con la que trabajan desde el año pasado. 'Han logrado incrementar su base de usuarios gracias a este sistema, que supone un 40% de sus ingresos en la actualidad', indica.

No sólo la voz interesa a las operadoras. El PTT abre la veda a nuevas posibilidades. El envío de imágenes sin que sea necesario un mensaje MMS, siguiendo el mismo modelo que con la voz.