CincoSentidos

García y Olazábal, atractivo en Mallorca

El domingo finaliza el Mallorca Classic, la mayor promoción que Baleares lanza de su oferta turística basada en la práctica del golf. Durante toda esta semana en el campo de Pula Golf, en Son Servera, se han sucedido los actos en torno al torneo, puntuable para el circuito europeo.

Reunir a José María Olazábal, Sergio García o a Paul Lawrie, vencedor del British Open de 1999, supone un gancho para llegar al gran público a través de las imágenes televisivas que desde Mallorca lanza al mundo la PGA Tour Productions. La iniciativa, que este año celebra su segunda edición, cuenta con una dotación de un millón de euros en premios y tiene un contrato con el circuito europeo para los próximas dos temporadas.

El golf se ha convertido en un producto decisivo para fortalecer el turismo. Para conseguir el mayor eco mediático, el Mallorca Classic celebró el pasado miércoles un Pro-Am que contó con la participación de personajes como Boris Becker, Johan Cruyff, Javier Clemente o el joven tenista manacorí Rafa Nadal.

Según el conseller de Turismo del Govern Balear, Joan Flaquer, 'el golf se ha consolidado en los últimos años como una importante oferta turística para Baleares, una oferta alternativa al tradicional segmento del sol y playa. Se trata de un deporte que atrae a nuestras islas un turismo de calidad y que contribuye notablemente a reducir la estacionalidad turística'.

Las cifras oficiales sobre los miles de turistas practicantes del golf que llegan a Mallorca atraídos por sus campos se calcula que este año serán unos 100.000, lo que supone una facturación aproximada de 185 millones de euros, un 5% que la cantidad generada por este turismo en 2003.