Laboral

KarstadtQuelle pacta con los sindicatos un plan que incluye 5.500 empleos menos

KarstadtQuelle dio ayer un paso importante para resolver la crisis que amenazaba con la suspensión de pagos. Tras 29 horas de negociación, la compañía de grandes almacenes llegó a un acuerdo con el sindicato Verdi para un plan de reestructuración con el que prevé ahorrar 760 millones de euros en tres años. El plan incluye el recorte de 5.500 puestos de trabajo hasta 2007, frente a los 10.000 que se barajó en principio, y se pactó evitar en lo posible despidos forzosos.

A cambio de esa reducción menor de puestos de trabajo, los sindicatos han aceptado recortes de sueldos. Los empleados renunciarán a las pagas extras de verano y Navidad y a los incrementos salariales en los próximos tres años. Estas pagas se reanudarán en la medida que la compañía vuelva a pagar dividendos a sus accionistas. KarstadtQuelle, que tiene una plantilla de 100.000 empleados, venderá 77 tiendas y otros activos, como distribuidores especializados, con lo que pretende ingresar 1.600 millones de euros. La empresa obtiene el 90% de sus ingresos en Alemania.

La portavoz del sindicato Verdi, Franziska Wiethold, explicó que el recorte de 4.000 de esos empleos se producirá en las cadenas de almacenes y el de los restantes 1.500, en las filiales de ventas por catálogo Quelle y Neckermann.

El consejo de supervisión de la compañía se reunió ayer para allanar el camino para una ampliación de capital de 500 millones de euros, condición que han impuesto los bancos, como Bayerische Landesbank y WestLB para extender las líneas de crédito a la cadena para los próximos tres años.

El coste de la reorganización de la compañía supondrá una pérdida de 1.340 millones de euros antes de impuestos y amortizaciones este ejercicio. La compañía no prevé obtener un resultado positivo hasta 2006 y no pagará dividendos al menos hasta entonces.

La cadena de grandes almacenes cambió en junio la directiva para afrontar un plan de saneamiento que pudiera devolverla a la zona de beneficios. Karstadt aumentó en el primer trimestre la pérdidas neta hasta los 110,3 millones, cuatro veces más que en 2003.