Acuerdo

Euro 6000 y 4B trabajan en la integración de sus sistemas

Dos de los principales actores del sector de medios de pago dieron ayer un paso en busca de ahorros de costes. Euro 6000 y 4B iniciarán un estudio para integrar sus sistemas operativos, un proyecto que espera trasladar el ahorro a los clientes.

Los sistemas de medios de pago Euro 6000 y 4B dieron ayer un paso en su colaboración al acordar un estudio para integrar 'total o parcialmente' sus sistemas operativos. Las entidades pretenden dar respuesta a las mayores exigencia competitivas del sector y buscar sinergias y reducciones de costes que puedan ser trasladadas a los clientes.

El acuerdo anunciado ayer contempla la creación de un comité de seguimiento que será el encargado de estudiar la viabilidad y la rentabilidad que se pueda obtener de la integración de los sistemas de procesos de las entidades. Tanto Euro 6000 -integrada por 35 cajas de ahorros- como 4B -del que forman parte 12 bancos, entre ellos el Santander, el Popular y Banesto- señalan que en ningún caso se alterarán los objetivos comerciales de las entidades. Muy al contrario, el comité estudiará la creación de una sociedad anónima participada a partes iguales bajo el principio de 'máxima eficiencia sin ánimo de lucro'. Las marcas de ambas entidades mantendrán su independencia y las compañías continuarán con su gestión empresarial.

La colaboración firmada ayer consiste en una 'vía exploratoria inicial', según señalan en 4B, con la que hacer frente a la creciente competitividad y exigencia del sector de medios de pago. Las principales sinergias se derivarán, previsiblemente, de la capacidad conjunta de reducir los tiempos de respuesta, la conversión de las bandas magnética al chip o los crecientes requerimientos en seguridad exigidos en el sector. Entre los puntos de desarrollo conjunto, las entidades explican que los procesos de compensación de pagos y la capacidad de dirigir las transacciones hacia los operadores que deben autorizarlas serán las claves para los ahorros de costes. En conjunto esperan que la mayor eficiencia pueda ser trasladada a los clientes en forma de ahorros en comisiones, mayores opciones comerciales y mejores servicios.

El final del proceso será la creación de una sociedad anónima

Ya en junio de 2001 estas dos entidades acordaron reducir a 0,5 euros la tarifa que cobraban a los clientes recíprocos. Fue la respuesta conjunta a la ofensiva comercial lanzada por Servired cuando integró en su red a La Caixa, Caja Madrid y Caixa Catalunya, que salieron de Euro 6000. A finales de 2003, Servired disponía de cerca de 25.600 cajeros, mientras que 4B y Euro 6000 tenían 12.800 y 13.600 respectivamente.

Alianza de Barclaycard y Cajamurcia

Cajamurcia y Barclaycard firmaron ayer un acuerdo de colaboración para la comercialización de tarjetas de crédito revolving, o de pago aplazado. Barclaycard, el primer emisor de tarjetas de crédito en Europa con más de 10 millones de clientes en el continente, se encargará de gestionarl el crédito en este producto de Cajamurcia. Además, el acuerdo contempla que las entidades colaboren en la estrategia de comercialización, en el diseño y en la gestión de clientes. Para Carlos Egea, director general de Cajamurcia, el acuerdo permitirá a su entidad intensificar de forma considerable la presencia en este segmento de la actividad financiera. Por su parte, Javier Amo, director general de Barclaycard en España, considera que se trata de una alianza estratégica para su entidad, que podrá aportar su conocimiento del producto, ofreciendo soluciones a medida para los clientes de la caja. El revolving representa alrededor del 5% de los gastos realizados con tarjeta en España.