Ampliación de capital

Avánzit multiplica por cuatro su capital para pagar a los acreedores y financiarse

Avánzit ha decidido ya las dos ampliaciones de capital que pondrán fin a su travesía por el desierto. Emitirá 93,4 millones de acciones nuevas para canjear la deuda de los acreedores y financiarse.

La cita es el próximo día 26. Esa jornada se celebrará la junta extraordinaria de Avánzit llamada a aprobar dos ampliaciones de capital vitales para la continuidad de la compañía. En total, serán 93,4 millones de acciones nuevas, que llevarán el capital de la empresa tecnológica recién salida de la suspensión de pagos hasta los 124,3 millones de títulos, cuatro veces más de los que tiene ahora.

La ampliación de mayor volumen es la que servirá para canjear la deuda de los acreedores por capital. La complejidad de esta operación era fijar el precio al que se realizaría la emisión. Los acreedores exigían un valor por acción lo más bajo posible y los actuales accionistas pedía uno cercano a la cotización. La polémica se ha zanjado con la decisión del experto independiente, que ha fijado el precio por acción en 1 euro.

Así, puesto que los derechos de capitalización de los acreedores superan los 60 millones de euros, la ampliación será de un máximo de 61,8 millones de acciones.

EZENTIS 0,09 -10,24%

La segunda emisión por volumen será la primera en el tiempo y tiene carácter dinerario, es decir, los nuevos títulos tendrán un coste a desembolsar. Está dirigida a los actuales accionistas y tiene una doble finalidad. Por una parte, pretende compensar a los inversores frente a la fuerte dilución que supondrá la primera ampliación y por eso les da la oportunidad de comprar a 1 euro acciones que en el mercado cerraron ayer a 2,02 euros.

Inyección de fondos

Pero la ampliación tiene una segunda finalidad y es recaudar fondos para la financiación de la compañía. Serán 31,55 los millones de euros que entren en la empresa si la emisión se suscribe en su totalidad, lo que supone toda una inyección de oxígeno.

Está por ver, sin embargo, cuál es la respuesta de los actuales accionistas a esta ampliación. El mayor socio de Avánzit es Acciona, que se ha desentendido de la compañía, ya no forma parte del consejo y podría ser reacia a invertir más dinero en una empresa que le ha aportado cuantiosas minusvalías -pagó la mayoría de sus acciones a 18 euros-.

Acuda o no a la ampliación de capital, Acciona seguirá siendo el mayor accionista individual de Avánzit tras las emisiones. El siguiente de la lista será el SCH, seguido del banco Sabadell y de cuatro cajas de ahorro, San Fernando, Burgos, Castilla la Mancha y Segovia. Ninguna de estas empresas tiene compromiso de permanencia, aunque los gestores de Avánzit están negociando con ellas para que se queden y dar así estabilidad accionarial a la compañía.

De hecho, ya hay previsiones de ampliar el consejo y dar entrada a estas entidades, incluida Acciona. Avánzit invitará formalmente a la constructora para que vuelva al consejo.

El presidente de Avánzit, Juan Pérez Aparicio, tiene claro que estas dos ampliaciones, si se aprueban, ponen fin al negro periodo que ha atravesado la compañía. 'A partir de la junta se habrá refundado la empresa. Avánzit habrá vuelto a renacer', aseguró ayer en rueda de prensa. Una vez solucionados los problemas financieros, el objetivo es obtener en 2007 la misma facturación -256 millones- que había en 2001, antes de que comenzaran los problemas.