Juicio

Condenados a prisión tres jefes de obra por la muerte de un trabajador

El juzgado de lo Penal número 3 de Jaén ha condenado por un delito de homicidio por imprudencia grave a un año de prisión y al pago de una indemnización de 182.051 euros a tres responsables de una obra en Ubeda (Jaén) en la que en 1999 falleció un obrero al quedar sepultado en una zanja.

Los tres condenados son el administrador general de la empresa promotora, así como el propietario de la subcontrata y el encargado de obra, a los que el juez considera responsables por no haber adoptado 'las medidas de precaución adecuadas para prevenir el sepultamiento'.

En la sentencia se recoge que no existía un plan de seguridad, que las obras carecían de permiso municipal para el movimiento de tierras y que tampoco se había elaborado un estudio geotécnico o catas sobre el terreno con las que determinar 'mayor o menor entibación, o adopción de medidas para evitar desprendimientos'.

En lo que respecta al responsable de la empresa promotora, la sentencia establece que aunque la normativa laboral no incluye al promotor dentro del conjunto de sujetos que han de velar por el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene, sí que está obligado en la fase del proyecto a encargar un estudio de seguridad y salud.

Tráfico de trabajadores

Por otra parte, agentes del Grupo de Personas de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil detuvieron ayer en Logroño a un hombre, responsable de la constructora que empleaba a 59 extranjeros -en concreto, rumanos- ilegales en tres obras que se estaban construyendo en la comunidad autónoma de La Rioja.

El detenido es A. J. A. S., de 33 años de edad, y se le considera presunto autor de los delitos de tráfico ilegal de seres humanos para mano de obra y contra el derecho de los trabajadores.