Política

Zapatero elogia ante Rajoy la herencia económica del PP

La de ayer era la primera sesión de control al Gobierno en la que se estrenaba Mariano Rajoy como presidente del PP y esperaba mayor agresividad por parte de José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, este último llegó a apreciar, incluso, la herencia económica recibida del anterior Ejecutivo.

Había ayer tarde cierta expectación en el Congreso de los Diputados por ver si Rajoy inauguraba o no un nuevo tono de oposición tras su nombramiento como presidente del PP en el cónclave del fin de semana. El líder de los populares le preguntó al presidente del Gobierno si los Presupuestos para 2005 son los más adecuados para crear empleo y adornó su interpelación con el recordatorio de la 'buena herencia' dejada por el PP al actual Gabinete que, en su opinión, colocó la economía en una 'velocidad de crucero'.

Algunos parlamentarios socialistas reaccionaron con gestos de desaprobación al breve discurso de Rajoy y en las propias filas del PP se esperaba una respuesta igualmente crítica de Zapatero. Sin embargo, el presidente optó por emitir un mensaje en positivo: 'No tengo inconveniente en reconocer que no es una mala herencia económica la que hemos recibido', admitió. Y, a renglón seguido, recordó que las cuentas para el año que viene se proponen mejorar el crecimiento incidiendo en la productividad y en el aumento de las partidas destinadas a educación, infraestructuras e investigación y desarrollo.

Lo sucedido ayer bien puede ser un primer anticipo del duelo presupuestario que a finales de mes enfrentará de nuevo a ambos. Algo desconcertado, Rajoy acusó a Zapatero, en un tono más conciliador que el lucido en las semanas previas al congreso del PP, de no coordinar la política económica, de renunciar a las reformas estructurales y de confiar los principales parámetros presupuestarios 'a unas previsiones de ingresos que no se van a cumplir'.

Al rosario de indicadores económicos que han empeorado en los últimos meses expuesto por Rajoy, Zapatero le respondió que el martes se publicó el mejor dato de empleo en el mes de septiembre de los últimos tres años. Aunque el paro creció en algo más de 20.000 personas, lo hizo la mitad que, por ejemplo, en 2003. El ex ministro de Trabajo Eduardo Zaplana, recordó Zapatero, calificó esta cifra de 'tremendamente negativa', mientras que el dato de hace un año le mereció el comentario de 'tremendamente esperanzador'.

El 20% de la inversión de Fomento, a Cataluña

Zapatero confía en obtener el voto favorable de Esquerra Republicana de Cataluña a los Presupuestos de 2005 y así se lo dijo ayer a su portavoz parlamentario, Joan Puigcercós. El presidente le informó que el presupuesto para inversiones previsto desde el Ministerio de Fomento se canalizará, en un 20%, hasta Cataluña, porcentaje nunca alcanzado durante la etapa de los gobiernos del PP.

Puigcercós emplazó a Zapatero a comportarse con 'lealtad institucional' 'porque si Cataluña es la locomotora del Estado, a la locomotora se le está acabando el carbón'. 'El aparato del Estado', añadió Puigcercós, 'no nos arrastrará a dar un sí porque sí a los Presupuestos'.

ERC ya ha anunciado que presentará enmiendas parciales para aumentar las dotaciones para infraestructura, sanidad y políticas sociales.